Benedicto XVI implora fuerzas para mantener «el timón» en medio de la lucha vaticana por su sucesión

Los cardenales italianos pujan por hacerse con el ‘trono’ papal después de 34 años de reinado extranjero

Benedicto XVI ha pedido este sábado a los fieles que recen por él, como hizo en su primera misa tras ser proclamado Papa hace siete años, "para que no tenga miedo y no huya ante los lobos y deje abandonadas a las ovejas”, dijo entonces. En una ceremonia, celebrada en la Basílica de San Pedro, para nombrar a 22 nuevos cardenales, ha implorado fuerzas para conducir “con firmeza el timón” de la Iglesia. Un mensaje cargado de significado en estos días en los que el Vaticano se estremece tras las filtraciones internas sobre un complot para acabar con el Papa, que deja a la vista de todos la encarnizada lucha por la sucesión.

En su alocución, Benedicto XVI advirtió a los nuevos cardenales, que “el poder, el egoísmo, la posesión y el interés son contrarios a la doctrina de Cristo” y les exhortó a ser “sabios y transparentes”. De los 22 nombrados, 18 tienen menos de 80 años y podrán participar en un eventual cónclave para elegir a su sucesor. Según la normativa vaticana, los octogenarios no pueden entrar en la Capilla Sixtina, donde se elige al Papa , aunque sí pueden ser elegidos. Del total de 214 miembros del Colegio Cardenalicio, 125 pueden asistir a la elección.

El Papa dejó abierta la posibilidad a una dimisión
Es un tema de actualidad en la Santa Sede. En abril, Benedicto XVI cumple 85 años. Hace dos, en una entrevista con Peter Seewald, que recuerda hoy Pablo Ordaz en El País, afirmó que “cuando un Papa alcanza la clara conciencia de no estar bien física y espiritualmente para llevar adelante el encargo confiado, entonces tiene el derecho y en algunas circunstancias también el deber de dimitir”. El goloso trono eclesiástico tiene revolucionados a los purpurados.

La carta que habla de un complot contra el Papa
Una prueba de la agitación que se vive en el Vaticano es la publicación, en el diario Il Fatto Quotidiano, de una carta “estrictamente confidencial”, de la que se hizo eco ELPLURAL.COM,  del cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, en la que advierte a Benedicto XVI de un supuesto complot para eliminarlo. Según su versión, el cardenal italiano Paolo Romeo, arzobispo de Palermo, en un viaje a China aseguró que “el Papa morirá en 12 meses”, además de haber desvelado detalles de la guerra entre el Papa y su número dos, Tarcisio Bertone. Según su versión, Benedicto XVI estaría preparando todo para que su sucesor sea Angelo Scola, actual arzobispo de Milán.

Los cardenales italianos pujan por el poder
Al parecer detrás de las intrigas y el complot en la Santa Sede contra Benedicto XVI estarían los cardenales italianos, ansiosos de que el trono papal sea ocupado por una autoridad local después de aposentar a extranjeros desde hace 34 años. Juan Pablo II, polaco, gobernó durante más de un cuarto de siglo, antes de la llegada, hace siete años, del alemán Joseph Ratzinger.

Archivos de imagen relacionados

  • cardenales 2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...