Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Begoña Alfaro considera una “tomadura de pelo” que la Iglesia hable de devoluciones, con bienes que ya ha vendido

Pide a la ciudadanía que no caiga en la trampa del blanqueo porque “la Iglesia no va a devolver absolutamente nada”.

Begoña Alfaro, coordinadora de Podemos Ahal Dugu Navarra, ha calificado de “tomadura de pelo que la Iglesia trate de vendernos como devoluciones, bienes que primero inmatriculó a coste cero, sin que fueran suyos. Posteriormente vendió, con una ganancia económica para ellos. Y, ahora, nos dice que va a devolver lo que no puede devolver porque ya no es suyo”.


A juicio de Alfaro, “el anuncio a bombo y platillo por parte de la Iglesia y el Estado de la devolución de mil bienes inmatriculados en todo el Estado es un blanqueo del tema de las inmatriculaciones por parte de la Iglesia católica en el que, desgraciadamente, ha colaborado el Gobierno central”. “Hay que dejar muy claro- ha insistido Alfaro- a la ciudadanía que la Iglesia no va a devolver nada y que en esta operación lo que está diciendo la Iglesia al Estado es depúrenme ustedes los registros porque ahí constan a nuestro nombre bienes que ya no son nuestros porque los vendimos después de inmatricularlos o cuya inscripción a nuestro nombre es errónea por otras causas”


En este sentido, la líder de la formación morada ha puesto como ejemplo los 74 bienes que la Iglesia asegura que va a devolver en Navarra, “entre los que se encuentran 49 que fueron presentados al Parlamento por el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia en un minucioso trabajo y que todavía figuran a su nombre en los registros de la propiedad pero que la iglesia asegura haber vendido, algo plausible ya que no todos los compradores proceden a la inscripción de los bienes comprados en los correspondientes registros de la propiedad”.


“Es decir- ha continuado-, nos venden como devoluciones la simple y llana petición de la Iglesia al Estado para poner al día los listados de inmatriculaciones entre 1998 y 2015 obviando, como era de esperar, todos aquellos bienes inmatriculados antes de 1998, que en el caso de Navarra son la inmensa mayoría tal y como se pudo comprobar con el trabajo que entregó el Departamento de Políticas Migatorias y Justicia al Parlamento en fechas recientes”.


Begoña Alfaro ha pedido al Gobierno de Navarra que continúe con sus líneas de investigación “sobre todo en materia de terrenos comunales que haya podido inmatricular la Iglesia católica en Navarra, pero también en el asesoramiento a los municipios que reclaman como suyos otro tipo de bienes, como pueden ser las ermitas o las casas parroquiales que todavía no haya vendido el Arzobispado para hacer caja, que es lo que están haciendo en los últimos años”.

Total
6
Shares
Artículos relacionados
Total
6
Share