BCN elabora un calendario interreligioso

El almanaque explica cómo ven la muerte 14 creencias

Unescocat y los Servicios Funerarios de Barcelona presentaron ayer el calendario interreligioso 2006-2007, que además de recoger y explicar las fechas señaladas en cada cultura, muestra cómo afrontan la muerte las 14 creencias predominantes en Catalunya. Francesc Torradeflot, responsable de su elaboración, destacó que "el tema religioso constituye el 90% de la interculturalidad".
Torradeflot explicó que el almanaque ha sido "revisado por líderes religiosos internacionales y catalanes, para adaptarlo a la sensibilidad propia". La edición toma como modelo el primer calendario elaborado por la Unesco en Suiza en 1996, que llegó a Catalunya en el 2000. "En el mundo anglosajón son muy corrientes", apuntó el responsable. Agustí Colominas, director de Unescocat, resaltó que la iniciativa permite "visualizar los grandes planteamientos de la Unesco" y añadió que "la cultura religiosa es un patrimonio inmaterial de la humanidad a preservar".

FIESTAS LAICAS
El calendario también señala actos no religiosos, como la conmemoración que cada marzo organiza en París el colectivo Los Muertos de la Calle, dedicada a los que fallecen en la vía pública, como indigentes o prostitutas.
En diciembre, el calendario señala como festivo el sábado 16, cuando comienza para la religión judía el Hanukká, la fiesta de la luz. También indica que el día 31 tiene lugar la primera de las grandes fiestas musulmanas, la del sacrificio, que es el punto culminante del peregrinaje a La Meca, o que los sintoístas dedican tres días a celebrar la llegada del año nuevo japonés.

EN LAS AULAS
El valor didáctico de la publicación se aprovechará en los centros de secundaria. Las escuelas tienen un dossier relacionado con el calendario, que cada año trabaja la multiculturalidad desde una perspectiva diferente. Se han editado 15.000 ejemplares que se venderán en comercios especializados en religión y en centros comerciales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...