Bautistas votan por desobediencia civil si Corte Suprema aprueba el matrimonio gay

El presidente de la Convención Bautista del Sur tiene un mensaje con respecto a la decisión de la Corte Suprema que se avecina sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo: No vamos a obedecer.

La Corte Suprema de los Estados Unidos no es la autoridad final ni lo es la propia cultura,” declaró Ronnie Floyd, el líder electo de la denominación más grande del país. “La Biblia es la autoridad final de Dios sobre el matrimonio y sobre este libro nos afirmamos.”

Los poderosos y provocativos comentarios del Dr. Floyd fueron recibidos con enormes aplausos y ovaciones de miles de Bautistas del Sur en Columbus, Ohio.

“Mientras que algunos evangélicos pueden estar inclinándose ante el engaño de la inclusión del matrimonio entre personas del mismo sexo, nosotros no nos vamos a inclinar ni vamos a hacer silencio,” Floyd declaró en un ardiente discurso ayer. “No necesitamos redefinir lo que Dios mismo ha definido ya.”

Y a partir de ahí, el Dr. Floyd llegó a donde muy pocos pastores prominentes han llegado—un enfrentamiento con la Corte Suprema.

“Estados Unidos—nos afirmamos en creer que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer en un pacto de compromiso para toda la vida,” dijo en un discurso atronador. “Hemos creído en esto y creemos en esto y seguiremos creyendo en esto. Estamos a favor del matrimonio bíblico y tradicional.”

Dr. Floyd le recordó a los reunidos de algo que el teólogo alemán Dietrich Bonhoeffer (quien criticó públicamente a Hitler) dijo una vez: “El silencio en la cara del mal es el mal en sí: Dios no nos dará por inocente. No hablar es hablar No actuar es actuar.”

“Este es un momento Bonhoeffer para cada pastor en los Estados Unidos,” dijo Floyd, advirtiéndole a los ministros que ha llegado el momento de que cada ministro se pare firme y convincentemente sin importar el costo.

“Eso es lo que Bonhoeffer hizo,” dijo.

La decisión que aún está pendiente sobre el matrimonio gay, pesará mucho en la mente de los Bautistas y ministros del Sur, tendrá en cuenta una resolución que pedirá a todos los cristianos a permanecer firmes en la definición bíblica del matrimonio.

“Resuelto, los Bautistas del Sur reconocen que ninguna institución de gobierno tiene la autoridad para negar o usurpar la definición de matrimonio de Dios; y asimismo se resolverá, no importa cómo la Corte Suprema lo establezca. La Convención Bautista del Sur reafirma su compromiso inquebrantable con sus creencias doctrinales y públicas sobre el matrimonio,” la resolución dice en parte.

Muchos cristianos en todo Estados Unidos temen que la decisión de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, tendrá un impacto devastador sobre la libertad de culto.

Un gran número creciente de cristianos ya ha enfrentado persecución a causa de su oposición al matrimonio gay. Empleados públicos han perdido sus puestos de trabajo, los empresarios privados han sido abofeteados con demandas y quejas y ciudadanos particulares han sido intimidados y acosados por firmar peticiones a favor del matrimonio tradicional.

No está exactamente claro cómo el desafío de la Convención Bautista del Sur se manifestará, pero Floyd reveló su plan personal.

“Le declaro a todo el mundo hoy como un ministro del Evangelio—no voy a oficiar ninguna unión del mismo sexo o ni ninguna ceremonia de matrimonio entre personas del mismo sexo. Me niego por completo,” dijo.

“Nuestro primer compromiso es con Dios y su Palabra, con nada más y con nadie más,” dijo el doctor Floyd.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...