Batallones femeninos para la «yihad»

La 'yihad' ya no entiende de sexos. El Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) –franquicia tácita de Al Qaeda en Siria hasta el pasado lunes– acaba de abrir sus puertas a la entrada de mujeres en la organización. Los requisitos: obviamente ser mujer, tener una edad comprendida entre los 18 y 25 años, y una dedicación "a tiempo completo" a las actividades de la milicia.

Como compensación, una asignación mensual de 25.000 libras sirias (alrededor de 146 euros) y el reconocimiento de su labor en la correcta implementación de un Estado guiado por la lectura fundamentalista de la 'sharia' o ley islámica.

Desde hace algunos días, dos nuevos batallones del ISIS conformados exclusivamente por mujeres -Al Jansaa (en homenaje a la hija de Omar ibn al Jattab, segundo califa ortodoxo después del profeta Mahoma) y Um al Rayyan- se han ido haciendo con el control de varios sectores de Raqqa. Allí tienen establecidas patrullas periódicas, levantado controles de seguridad, y se encuentran cacheando arbitraria y habitualmente a toda fémina transeúnte, según informan varios activistas sirios.

Infiltrados ocultos bajo velos

En declaraciones al diario saudí A Sharq al Awsat, el líder rebelde Ibrahim Muslem reconocía que alguien había filtrado al ISIS que activistas opositores estaban cruzando los puestos de control yihadistas disfrazados como mujeres, ocultándose bajo velos que tapan el rostro.

Para el cabecilla islamista, -dado que los guerrilleros fanáticos tienen prohibido poner la mano sobre cualquier mujer- ésta era la única solución para contrarrestar el espionaje de las facciones rivales del Ejército Libre Sirio (ELS), Frente Islámico y, en última instancia, las fuerzas de Asad.

Abo Ibrahim al Raqawi, periodista-activista del llamado Grupo de Liberación en Siria (LSG en inglés), fue el primero en filtrar las imágenes de las nuevas amazonas de ISIS, grupo liderado en la actualidad por el ex comandante de Al Qaeda Abu Bakr al Bagdadi. Según Al Raqawi, estas jóvenes visten siempre de luto -abaya (bata que cubre todo el cuerpo) y niqab/burka conjuntados- y procederían en su totalidad de lugares extranjeros como Túnez, Yemen o Chechenia.

Parece fácil pensar que aquellas 'viudas negras' que coparon portadas por sus acciones terroristas en el sur de Rusia o las 'yihadistas del sexo' tunecinas, sean hoy las mismas que están siendo llamadas a filas de estos dos escuadrones.

Atraídas por el paraíso

En conversación con EL MUNDO, la activista libanesa Hiba Abou Chacra aseguraba que no existe cóctel más peligroso que el reclutamiento de mujeres a través de la propia religión: "La religión ofrece justificación a la guerra. Atraídas al igual que los hombres por el paraíso prometido, siguen la 'sharia'".

La experta en asuntos femeninos explicaba su rol y sus aspiraciones: "Creo que pueden desempeñar distintas funciones en el campo de batalla; pueden luchar y atender a los soldados como enfermeras y asistentes sexuales. […] Dado que las mujeres suelen ser despreciadas, especialmente en sistemas de fe, encuentran una oportunidad de sentirse útiles e igualarse a sus compañeros masculinos".

En todo caso, el fenómeno de falanges enteramente compuestas por mujeres no es nuevo en la guerra siria. La insurgencia moderada cuenta con las compañías Banat al Walid (las Hijas de Al Walid, conquistador durante la época de Abu Bakr) en Homs y Ummuna Aisha (Nuestra Madre Aisha) en Alepo.

Cerca del 30% de los combatientes del Comité para la Protección de los Kurdos (YPG en inglés) son del sexo femenino y el régimen de Damasco ha creado recientemente las Leonas para la Defensa Nacional, grupo paramilitar.

musulmanas yihad

Milicianas del grupo 'Nuestra Madre Aisha', descansan con sus armas en Alepo. Loubna Mrie Reuters

 

Archivos de imagen relacionados

  • musulmanas yihad
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...