Bassi y Montoya ponen el cierre a un Concilio Ateo «glorioso»

El I Concilio Ateo de Toledo vino precedido de tantas dificultades y obstáculos que tal vez por eso sus organizadores se sienten tan contentos con sus resultados. Tras las ponencias de diversos expertos en torno a El desafío de los fundamentalismos, los momentos estrella llegaron de la mano del actor italiano Leo Bassi, que representó casi una hora y cuarto de su polémica obra La Revelación y con la conferencia del fotógrafo extremeño José Antonio Moreno Montoya quien, aunque no expuso su criticada serie Sanctorum, se mostró muy conforme con el Concilio.

“Ha sido un Concilio glorioso”, aseguró Francisco Miñarro, coordinador de la Federación Internacional de Ateos (FIdA) a El Plural. Según la organización, el evento, que tuvo lugar este fin de semana en la antigua iglesia de San Vicente en Toledo, ha sido “fantástico”, “todo un éxito”, tanto por la asistencia de público como por los ponentes y el ambiente creado entre todos ellos.

Vigilancia policial
Según Miñarro, el Concilio transcurrió “sin complicaciones” aunque, eso sí, bajo una fuerte vigilancia policial, “sobre todo el domingo”, día en el que el actor Leo Bassi tenía programada la representación de una parte de su obra La Revelación, que ya fue prohibida en Toledo y que ha generado numerosas polémicas. Tantas que el actor sufrió incluso un atentado en el Teatro Alfil, donde iba a representarla.

Documental y obra de Bassi
Uno de los momentos más esperados del Concilio fue cuando Bassi proyectó un documental inédito sobre esta experiencia y los continuos ataques que ha sufrido por parte de grupos ultracatólicos. También representó, durante más de una hora, fragmentos de La Revelación “para mostrar que es ridícula la polémica surgida entorno a la celebración de este concilio, y porque la gente que la ha creado no ha visto la obra”, según declaró el propio autor a los medios de comunicación. En su opinión, la polémica en torno al concilio ateo es “fruto de una operación política y publicitaria”.

"Libertad de represión"
Otro de los momentos más esperados fue la charla del fotógrafo José Manuel Montoya sobre la “libertad de represión”, en la que expresó su descontento porque muchos artistas (como Bassi o él mismo) no puedan mostrar sus obras “por argumentos estúpidos”. El fotógrafo, que no pudo exponer su colección Sanctorum aseguró que no sentía preocupación alguna por ello y mostró su satisfacción por el desarrollo del Concilio.

"Consolidación"
Miñarro destacó que el Concilio ha supuesto un gran paso para la FIdA, que ha podido darse a conocer y ha tenido una “consolidación” a través del evento. “Estamos muy ilusionados, por una parte, por el aumento del número de socios, y también porque esto sirve para constituirnos en una organización que no funciona de forma accesoria, sino que se podrá convertir en una auténtica plataforma para las reivindicaciones y exigencias políticas de los ateos”, explicó a El Plural.

"Habrá un II Concilio"
Además, aseguró que “habrá un II Concilio Ateo, y muchos más”, aunque no descartó que en próximas ocasiones se elijan otras ciudades. Además destacó que el evento ayudará a la FIdA a tener una “continuidad de acciones”, tal y como se habló en la asamblea posterior al Concilio, e insistió en resaltar el éxito de las ponencias y el buen ambiente vivido durante el fin de semana en torno al ciclo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...