Bassi: «Se enfrentan a los bufones que decimos las cosas claras»

El humorista italiano asegura estar «feliz» tras la admisión de la querella que le acusa de un delito contra el sentimiento religioso

El humorista Leo Bassi ha reaccionado con optimismo frente a la querella interpuesta por una asociación conservadora que hoy el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha admitido a trámite

Bassi, al que se le acusa de delitos contra los sentimientos religiosos, injurias y calumnias por una conferencia en octubre de 2010 que incluía una parodia de Juan Pablo II, asegura estar "feliz" de este paso de la justicia española porque le permitirá volver a hablar de las "raíces judeocristianas de occidente", contenido de la conferencia objeto de la denuncia. 

El humorista confiesa que ve "ridícula" la querella al lado de procesos "más importantes" como el que está viviendo el juez Baltasar Garzón por la causa relacionada con los crímenes franquistas. "No es la derecha, es la extrema derecha la que está detrás, y los progresistas deben verlo y denunciarlo", sostiene Bassi en declaraciones a Público.es.

"Es ridículo tanto el fondo como la forma", aclara. "Imitaba al papa para denunciar la postura de la Iglesia frente al uso del preservativo. Si eso ofende su sensibilidad, a mi me ofende mucho más que millones de personas mueran cada año de sida".

"Es la extrema derecha la que está detrás y los progresistas deben verlo y denunciarlo"

Sobre el contenido de la conferencia que dio en la Universidad de Valladolid —cuyo rector también está implicado en la querella—, el showman italiano remarca la importancia de volver a hablar de esas ideas: "Hasta el Concilio Vaticano II había progresistas en la Iglesia, algo que después fue prohibido". Esta aclaración sirve a Bassi para definir la situación de la Iglesia actual que, a su juicio, "está enterrando los principios de ese Concilio y volviendo al oscurantismo". 

Un oscurantismo del que también hace gala el Tea Party estadounidense y los partidos de derechas y de extrema derecha, según denuncia el cómico. "El Tea Party trata de devolver la oscuridad a la sociedad y no tolerar más que un monoteísmo durísmo".

Respecto al contenido de la denuncia que se basa en unos delitos tipificados en el Código Penal, Bassi asegura que si ha ofendido el espíritu religioso, la Iglesia "ofende" mucho más su "espíritu humanista".  

"Me ofende que millones de personas mueran de sida"

Por último, el humorista italiano reivindica su condición de cómico para explicar el hecho de ser el blanco de tantas críticas y denuncias: "Se enfrentan a los bufones que decimos las cosas claramente y que desde siempre, hemos estado del lado de la verdad y de la honestidad".

Bassi —que participó el viernes en un acto en contra de la presencia de capillas en la universidad pública— no siente inquietud sobre la deriva que pueda tomar la querella: "No me importa que la justicia no se ponga de mi parte. Éstas son mis ideas".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...