Barcelona prohíbe el acceso a las instalaciones municipales con «burka»

Las mujeres que luzcan el velo integral no podrán entrar en los mercados

El Ayuntamiento de Barcelona prohibirá con un decreto, que previsiblemente será aprobado hoy, el acceso a los edificios e instalaciones municipales con el burka, niqab o cualquier otra prenda que tape la cara, como pasamontañas o cascos de moto. La decisión ha sido anunciada por el alcalde Jordi Hereu tras la reunión del Comité de Inmigración del Ayuntamiento, que analizó el informe que sobre el tema se encargo a los servicios jurídicos después de que el PP presentara en mayo una moción para prohibir el uso del velo integral en Barcelona.

La prohibición afectará a oficinas de atención ciudadana, guarderías, escuelas de música, servicios sociales y mercados, es decir, a todos los espacios cuya gestión depende directa o indirectamente del Consistorio.

El Ayuntamiento no ha concretado la fecha en la que entrará en vigor la prohibición, aunque sí ha avanzado que dará instrucciones a cada instalación que modifique su reglamento de acceso para prohibir la entrada con las prendas que oculten la cara. El anuncio, sin embargo, evita citar esta palabra y se escuda en que la prohibición "no es un asunto religioso" y que también incluye a prendas como los pasamomtañas o los cascos.

Hereu también ha explicado que en el comité no estudió la prohibición en la calle del burka porque ello necesitaría de una "regulación general" que debería ser legislada por el Parlamento catalán o el Congreso de los Diputados. El alcalde barcelonés ha defendido la medida por seguridad, y por ser una expresión "de sentido común". "No es posible entrar en un equipamiento y que no se permita la identificación", ha zanjado.

Su socio de gobierno, ICV-EUiA, considera que el uso del niqab no debe regularse y el PP defiende que su uso se prohiba también en la calle.

CiU prohibirá el burka si gana las elecciones

Convergencia i Unió (CiU) ha anunciado que si gana las elecciones autonómicas prohibirá el uso del burka en los espacios municipales y estudiará la opción de vetarlo completamente en la calle al considerar que es un atentado contra la persona y la dignidad. Josep Antoni Duran i Lleida (UDC), secretario general de la federación, ha afirmado que aunque el Partido Popular (PP) ha elevado el asunto al Senado, es partidario de incluir el tema en el programa electoral y plantearlo en los comicios a la ciudadanía. Unió siempre ha ido un paso por delante de Convergencia en la cuestión de prohibir hasta el punto que Felip Puig, número dos convergente, rechazó hace una semana cualquier regulación y propuso aplazar un debate contaminado antes de las elecciones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...