Baquerín avisa que cometerían prevaricación si ceden a la Iglesia parte de la Diputación

El diputado provincial de Unión Cordobesa (UCOR) Carlos Baquerín ha advertido por carta a la presidenta de la Diputación de Córdoba, María Luisa Ceballos (PP), que acudirá a los tribunales, por la presunta comisión de un delito de prevaricación y otro de malversación, si cede a la Iglesia Católica para uso litúrgico la parte del Palacio de la Merced, sede de la Diputación, que se corresponde con la antigua Iglesia de la Merced.

En dicha carta, a la que ha accedido Europa Press, Baquerín le ha dicho a Ceballos que no es de recibo que el gobierno del PP en la Diputación «disponga a su capricho, con la complicidad de la Diócesis de Córdoba», de la citada Iglesia, que fue destruida por un incendio en 1978 y que, desde entonces, ha sido objeto de trabajos de reconstrucción y restauración por parte de la Diputación, a través de escuelas-taller.

Baquerín ha recordado a Ceballos que «el edificio de la antigua iglesia del Palacio de la Merced pertenece de forma íntegra y completa a la Diputación de Córdoba y, de hecho, forma parte esencial e inseparable de su misma sede», es decir, que «es un bien de dominio público que debe ser de uso o servicio público», con lo que «darle otro uso o destino distinto al estrictamente legal, en el marco de las competencias propias y del marco constitucional, entiendo que es favorecer o promover la ilegalidad».

Junto a ello, Baquerín subraya en su escrito que «el fomento preferente del culto católico, de su boato y de sus ritos propios y la utilización para ello de la propia sede institucional, con disposición prioritaria de elementos patrimoniales inmobiliarios y mobiliarios, no aparece como una competencia propia de las diputaciones provinciales, ni tampoco como un servicio público local en la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local de 1985, ni tampoco en la Ley de Autonomía Local de Andalucía de 2010».

Sin embargo, a pesar de ello, según ha indicado el diputado de UCOR, resulta que, además de restaurar el monumento, «parece que se ha realizado un gasto complementario en la adquisición de imágenes religiosas y enseres para fines ornamentales».

Pero es que, además, «en la página web de la Diócesis de Córdoba, a fecha de hoy, se incluyen fotos actualizadas del monumento restaurado, que forma parte del edificio público que es sede administrativa de la Diputación, y se le atribuye el nombre de ‘Parroquia de Nuestra Señora de la Merced’, e incluso aparece dotada de un equipo sacerdotal adscrito, formado por Valeriano Orden Palomino y por el ínclito Miguel Castillejo Gorraiz», que fuera durante casi tres décadas presidente de la extinta caja CajaSur, cuando ésta pertenecía a la Iglesia.

Para Baquerín todo ello no es entendible, cuando «es evidente que la sede administrativa de la Diputación de Córdoba, desde un punto de vista estrictamente legal y constitucional, ni puede, ni debe ser una parroquia de la Diócesis de Córdoba, ni en ella se puede, ni se debe, legalmente ejercer la función propia del clero católico en atención a sus fieles, por muy respetable que pudiera ser al ejercerse en el ámbito y contexto adecuados, y cuando también es evidente que usted y su gobierno son responsables de procurar el estricto cumplimiento de la Ley y de la Constitución en este asunto».

Es más, según ha argumentado Baquerín en la carta remitida a la presidenta de la Diputación, toda su actuación en este asunto «parece resultar a todas luces una conducta arbitraria, extralimitada y presuntamente ilegal».

Por eso ha advertido a Ceballos, «ante su injustificable política de hechos consumados» que, «de no recibir de su gobierno en los próximos diez días hábiles una aclaración escrita y razonable que venga a justificar o explicar legalmente estos hechos y conductas», se verá obligado «a poner estos hechos y conductas en conocimiento de la Junta de Andalucía y de la autoridad judicial competente, por si representaran una violación de derechos fundamentales o fueran constitutivos de los presuntos delitos de prevaricación, de malversación y dejación de funciones».

Fuentes aclara a Baquerín que la Iglesia de la Merced «se devuelve al pueblo»

El vicepresidente primero de la Diputación de Córdoba, Salvador Fuentes (PP), ha aclarado este lunes al diputado provincial de Unión Cordobesa (UCOR) Carlos Baquerín, ante las dudas que éste ha manifestado sobre el uso que se dará a la ya restaurada Iglesia de la Merced, inscrita en el Palacio de la Merced, sede de la propia Diputación, que dicha iglesia «se devuelve al pueblo con todas las garantías jurídicas».

En declaraciones a Europa Press, Fuentes ha salido así al paso de la advertencia que ha lanzado Baquerín en una carta a la presidenta de la Diputación, María Luisa Ceballos (PP), de que acudirá a los tribunales, por la presunta comisión de un delito de prevaricación y otro de malversación, si cede a la Iglesia Católica para uso litúrgico la parte de la sede de la Diputación que se corresponde con la citada Iglesia de la Merced.

Ante esto, Fuentes, ha asegurado que «nadie hará nada que contravenga» la Ley, es decir, «nadie hará nada que ponga en tela de juicio este espacio que pertenece a la Diputación y que en su día fue la Iglesia de las Mercedarias».

Por eso, según ha precisado el vicepresidente primero, «la idea es devolver al pueblo su uso: religioso, cultural, musical, educativo y turístico», detallando que el uso religioso de la Iglesia requerirá «la firma previa de un convenio con el Obispado de Córdoba y después de tener para ello todas las garantías jurídicas al respecto».

En este punto, Fuentes ha insistido en que «nadie puede dudar» que este destacado elemento del patrimonio histórico-artístico de Córdoba «se vaya poner en carga sin contar para ello con las preceptivas garantías jurídicas», razón por la que, en su opinión, «no hay porqué hay que llegar a estas situaciones de sospecha permanente, cuando en la Diputación contamos con unos Servicios Jurídicos que velan» por el cumplimiento de la normativa.

JORNADAS DE PUERTAS ABIERTAS

Además, según ha subrayado el vicepresidente primero, la mejor prueba de que la ya restaurada Iglesia de la Merced «se devuelve al pueblo» de Córdoba es que este mismo martes se celebran «unas jornadas de puertas abiertas», entre las 10,00 y las 14,00 horas y entre las 17,00 y las 20,00 horas, para que cualquier ciudadano pueda conocer el resultado de los trabajos de restauración llevados a cabo por la Diputación, con apoyo de la Junta de Andalucía, desde que en 1978 esta iglesia acabó calcinada por un incendio.

Pero no será solo este martes cuando la Iglesia de la Merced esté abierta para todos los cordobeses, sino también con la organización de futuras actividades culturales de diverso tipo, como conciertos y también conferencias, además de ofrecerla como un atractivo turístico más y de que sirva igualmente, en el plano educativo, para las visitas de escolares, según ha destacado Fuentes

La Diputación culmina la plena recuperación de la Iglesia de la Merced

La Iglesia de la Merced, inscrita en el Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba, ha vuelto a renacer tras décadas de trabajos de recuperación y rehabilitación de este espacio, promovidos por la propia Diputación, con el respaldo de la Junta de Andalucía a sucesivas escuelas-taller, tras el incendio que la calcinó en enero de 1978.

Al respecto del resultado de los trabajos, presentados este lunes en rueda de prensa, la presidenta de la Diputación, María Luisa Ceballos, ha subrayado que «hoy es un día importante para Córdoba, y esta corporación tiene la satisfacción de haber cumplido con un deber para con los cordobeses», añadiendo que culminar esta obra ha sido una «decisión firme» del actual equipo de gobierno del PP.

De hecho, tal y como ha señalado el vicepresidente tercero de la institución provincial, Manuel Gutiérrez, «este gobierno de la Diputación se propuso intentar recuperar el Patio Barroco, el patio del Museo de Julio Romero, la Fundación Botí y la Iglesia de la Merced».

Por su parte, María Luisa Ceballos ha agradecido a la multitud de profesionales que se han involucrado en los trabajos, «desde personas que enviaron fotos del retablo cuando se quemó, pasando por la restauradora, profesionales de la Diputación y los más 300 alumnos de las escuelas-taller y sus responsables».

En este sentido, la presidenta de la Diputación ha comentado que «en las escuelas se han invertido alrededor de diez millones de euros», y ha resaltado la figura del antiguo director de la Escuela-Taller, Eduardo Corona, quien dibujó el retablo a escala real, aspecto clave para que el Pleno de la Diputación aprobara en 1988 iniciar la recuperación del mismo.

Sobre el futuro de este espacio, la máxima responsable de la institución provincial cordobesa ha afirmado que «pertenece a la Diputación de Córdoba y será un espacio religioso, pero fundamentalmente cultural y para disfrutar los cordobeses desde un punto de vista musical y turístico -también como un espacio para conferencias-, un lugar para la ciudadanía de Córdoba».

Ceballos ha recordado que el Palacio de la Merced «fue un convento de las Mercedarias y tiene una historia incalculable y unida a Córdoba, que tenemos la obligación de catalogar, preservar, restaurar y restablecer. Nuestra obligación como una administración pública ha sido y es ponerla al servicio de los ciudadanos».

En esta misma línea, el vicepresidente primero de la Diputación de Córdoba, Salvador Fuentes, ha manifestado que «esto va a ser para el pueblo, para uso cultural, religioso, musical y turístico. Tendrá un uso compartido para muchos eventos», aclarando, respecto a la apertura al culto religioso, que «se tienen que formalizar aspectos jurídicos, propiciar un convenio con el Obispado y, por tanto, no lo sabemos aún».

El vicepresidente primero de la institución provincial ha informado de que en estos últimos tres años se han invertido un total de 227.155 euros, y que los trabajos han sido ejecutados por profesionales de la Diputación y empresas contratadas.

ÚLTIMAS ACTUACIONES

Sobre las últimas actuaciones, el arquitecto de Patrimonio de la Diputación, Joaquín Gómez de Hita, ha puntualizado que «se han realizado cuatro actuaciones sobre el inmueble, con un presupuesto total de 80.885 euros: la instalación de sonido, la de iluminación, la pintura de los paramentos y la limpieza».

Además, Gómez de Hita ha especificado que se han ejecutado ocho intervenciones sobre el patrimonio mueble, con un presupuesto total de 48.390 euros, fundamentalmente en algunas piezas del retablo mayor que no se habían finalizado, en el estucado de la parte inferior de este retablo, en el retablo del crucero y en la costura y bordado de imágenes de vestir.

El arquitecto ha concluido destacando que «la rehabilitación de un edificio con la importancia histórica y artística de la Iglesia de la Merced no finaliza nunca, y se encuentran en fase de ejecución otras dos actuaciones, con un presupuesto total de 97.880 euros: la terminación del dorado del retablo del altar mayor y la confección de las dos tallas que aún faltan para su finalización».

El jefe de Sección de Instalaciones de Diputación, Jesús de Miguel, ha comentado, por su lado, que «en los trabajos de iluminación, sonido, pintura, parámetros y demás hemos tardado unos diez meses», a lo que también se unió la mudanza de toda la maquinaria que existía en la iglesia para los trabajos de las escuelas-taller, señalando que «los trabajos no han sido fáciles, porque en algunos había que hacerlos a unos 25 metros altura».

Finalmente, el asesor artístico de la institución provincial, Francisco Mellado, ha detallado las actuaciones en el patrimonio mueble de la iglesia, indicando que «se ha valorado qué piezas restaurar, se han inventariado con un estudio de la iglesia y se ha musealizado el espacio», aclarando que los trabajos del retablo mayor no han concluido del todo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...