Bangladesh acusa a HRW de desacato por criticar un procedimiento judicial

HRW cnsidera que el juicio a un dirigente islamista no cumple los estándares internacionales que definen a los juicios justos y que ha sido «profundamente defectuoso»

La Fiscalía de Bangladesh ha acusado de desacato al tribunal a Human Rights Watch (HRW) después de que el grupo en defensa de los Derechos Humanos criticara el proceso judicial por el que un líder político islamista fue condenado por crímenes de guerra.

   "El tribunal de crímenes de guerra ha presentado una petición por desacato a la corte contra HRW", ha afirmado el fiscal Tureen Afroz. No obstante, el significado de la acusación todavía es incierto ya que HRW no tiene ningún representante en el país.

   El grupo ha afirmado que el juicio de Ghulam Azam, exlíder del partido Jamaat-e-Islami, condenado a 90 años de prisión por crímenes contra la humanidad, genocidio y otros delitos cometidos durante la guerra de la independencia del país en 1971, no cumple los estándares internacionales que definen a los juicios justos y que ha sido "profundamente defectuoso".

   HRW ha asegurado que los jueces han conducido una investigación de forma incorrecta en nombre de la acusación, que ha habido colusión –pacto ilícito con daños a terceros– entre los fiscales, ausencia de protección de los testigos de la defensa y falta de pruebas que establezcan la culpabilidad más allá de la duda razonable.

   "Los problemas con el juicio de Azam son diversos, y llevan a la inevitable conclusión de que ha habido un fuerte sesgo judicial favorable a la acusación, así como graves violaciones de su derecho a tener un juicio justo", ha asegurado el director de HRW para Asia, Brad Adams.

   Bangladesh se ha visto azotado en los últimos meses por una ola de violentas protestas en torno a las condenas por crímenes de guerra, lo que representa un desafío a la credibilidad y seguridad del Gobierno frente a las próximas elecciones, que se celebrarán a comienzos del próximo año.  

   A comienzos de agosto, un tribunal declaró ilegal el partido Jamaat-e-Islami, por lo que no podrá presentarse a las elecciones. Seis líderes del partido han sido condenados por varios crímenes relacionados con la guerra. Cuatro de ellos han sido condenados a muerte y los otros dos, entre los que se encuentra Azam, a cadena perpetua.


 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...