Balance del presidente de Europa Laica a 20 de julio de 2009

Madrid, 20 julio de 2009

Escrito del presidente a los socios y socias de Europa Laica

Con el comienzo de la etapa estival y aprovechando que ha terminado un período de trabajo de diez meses, me dirijo a vosotros para hacer un pequeño balance y trasladaros mi opinión personal y las previsiones que tenemos para el inicio del nuevo período a partir del mes de septiembre, así como haceros saber el apoyo que necesitamos de todos los que podáis hacerlo.

Breve balance, desde el 27 septiembre de 2009, fecha en que fue elegida la actual junta directiva

Si consideramos que con la finalización del curso político y escolar (más o menos) termina una etapa, hemos de indicar que el balance que habría que hacer del año que la junta directiva elegida en el mes de septiembre pasado ha desarrollado es,… aceptable, aunque hemos de hacer la correspondiente autocrítica, ya que algunos objetivos marcados, NO se han cumplido en la medida de lo deseado, como por ejemplo y entre otros:

  1. La consolidación de la organización a nivel interno, en lo que respecta a la cuestión administrativa y de funcionamiento, quizá más por la falta de recursos, que de ganas. Ello requerirá más tiempo y empeño.
  2. Un mayor crecimiento del número de socios y socias, sin ello será difícil abordar por un lado, la financiación autónoma y por otro lado y, no menos importante, la consolidación activa de grupos en todo el estado. Tenemos muchos simpatizantes, sobre todo a través de la red social… pero ello no es suficiente, hay que vincular a quienes más podamos con un mayor compromiso… (Para ello el apoyo y esfuerzo de los todos los socios y socias es crucial).
  3. Un plan de financiación para poder desarrollar actuaciones, actividades y programas en la línea que se necesita.
  4. Una mayor penetración en los medios de comunicación (aunque era de esperar, la todavía débil presencia, si tenemos en cuenta la actitud negativa de grandes grupos de comunicación ante los fines que nuestra asociación defiende).

Entre las actuaciones más positivas a considerar, se podrían destacar, entre otras:

  1. La consolidación social de Europa Laica. (Hay que tener en cuenta que somos una organización muy joven, con escasos recursos y experiencia, que, incluso, hace muy pocos años se corrió el riesgo de desaparecer en varias ocasiones, sin embargo gracias a la generosidad de algunos socios y socias encabezado por el compañero Juan Francisco G Barón… hemos conseguido llegar hasta aquí, con un proyecto apasionante. Hemos de anotar que: En 2011 celebraremos el décimo aniversario.
  2. Nuestras constantes propuestas, denuncias, notas de prensa y campañas han sido visibilizadas aceptablemente a través de algunos medios de comunicación de soportes diversos, en especial digital y, sobre todo, lo más importante, en parte, gracias a ello… se nos conoce, bastante bien, a nivel institucional y político y por una considerable parte del tejido social, aunque con cierto recelo -lógico- teniendo en cuenta nuestros máximos objetivos. (De algunos de estos programas de actuación y campañas tenemos pendiente el hacer un balance, para conocer sus resultados e incidencia real y actuar en el futuro en base a esa experiencia e incidencia).
  3. Nuestra propuesta para una Ley de Libertad de Conciencia (muy trabajada) y que ha de ser el documento básico, de análisis y reflexión ante la sociedad y las instituciones, junto al Plan de Acciones y Campañas para los próximos meses y años y los documentos que se están elaborando y que abordan temas concretos y/o transversales.
  4. Se ha desarrollado un incremento sustancial de contactos institucionales. También relaciones con una parte del tejido social, cuyos objetivos y modelo de sociedad son similares, parcial o totalmente, a los nuestros. Hecho muy complejo para los intereses de nuestra autonomía como organización, dada la situación en algunos casos atomizada y en otros casos cautiva de una parte importante del actual tejido social del estado español, pero necesario… aun corriendo los correspondientes riesgos y, quizá, cayendo en algunas contradicciones.
  5. La creación de la Red social y su importancia como instrumento de penetración activa en la sociedad, sobre todo en el ámbito más joven y de cara al futuro.
  6. La consolidación del grupo de Madrid y la organización de Andalucía Laica, la ampliación de los grupos en las dos Castillas, así como el inicio (aunque débil todavía) de penetración en territorios como Galicia, Aragón,  Baleares, Extremadura y Euskadi. La parte que está menos consolidada y que cuenta con menos socios, son los territorios del litoral mediterráneo (salvo Andalucía), Canarias, Navarra y Rioja, hecho que ha de ser un próximo objetivo.

Previsión para los próximos meses (y, en su caso, años)

Tenemos por delante una compleja, aunque apasionante labor que desarrollar en los próximos meses e incluso años, cito algunas de ellas, a modo orientativo:

  • La difusión más masiva y planificada de nuestra “propuesta para una Ley de Libertad de Conciencia” y sus diversos contenidos y fines, a partir de septiembre, tanto a nivel social, como institucional. (Para ello elaboraremos una estrategia concreta) / Continuar con las notas y comunicados denuncia ante hechos relevantes que consideremos oportuno / Continuar con las Campañas, Propuestas, Manifiestos y Acciones ya iniciadas y promover otras que entendamos como necesarias y oportunas en cada momento… en esta caso, como en otros, las sugerencias de cualquier socio o socia serán bienvenidas y estudiadas /…
  • La continuación  y ampliación de la estrategia de contactos sociales e institucionales. //  En esta línea, es necesaria la apertura de Europa Laica a la sociedad (que ya hemos iniciado) y la participación activa dentro del tejido social, con los riesgos que ello comporte, por supuesto sin perder nuestra identidad y nuestros objetivos… pero intentando ser un referente básico del laicismo.
  • La profundización  en la reorganización interna de Europa Laica, desde el punto de vista orgánico y administrativo. Además de una posible ampliación y extensión, con todos los riesgos que ello pueda comportar, apoyándonos en algunas modificaciones del Reglamento interno que debemos de hacer (y quizá, estatutario). Hay que tener en cuenta que existe una estrategia muy concreta a nivel global (estatal e incluso internacional…) que nos atañe a todos, es una evidencia que en cada territorio e incluso municipio las circunstancias son diversas y debemos de dar respuestas puntuales en cada caso.
  • La financiación, (elaborar una estrategia) como elemento indispensable para poder crecer y hacernos visibles. Para ello nos tenemos que poner de acuerdo en el modelo
  • Los planes de Formación que han de constituir, a ser posible, la "estrella de actuación” del curso próximo y del futuro (oferta a través de cursos, seminarios, escuelas…, con el materiales en soporte digital y papel correspondiente…) ello a través de nuestra Aula de Formación y a la que hay que implicar a la mayoría de socios posibles. Para ello vamos a requerir el apoyo y compromiso de todos los socios y socias que lo deseen. A principios de septiembre os enviaremos un Plan para solicitaros colaboración, desde diversos ángulos y apartados.
  • La reorientación y la reorganización de los grupos de trabajo internos de JD que se propusieron en septiembre pasado y, quizá, también de la propia Junta Directiva, con el fin de adecuarla a las necesidades del momento presente y de nuestros objetivos.
  • El Encuentro de Cáceres del 23, 24 y 25 de octubre próximos (ya convocado y que os invitamos a participar, en la medida de lo posible – (sus objetivos y programas figuran en nuestra web) así como nuestra Jornada laicista anual que convocaremos próximamente para el mes febrero de 2010.
  • La reorientación de la estrategia de la Campaña por la Escuela Laica, que tendremos que hacer a partir del mes de octubre: por un lado la nuestra propia (como organización autónoma) y por otro lado la unitaria con el resto de organizaciones que se sumen a ello.
  • La participación en múltiples jornadas y eventos, para los que somos requeridos casi permanentemente y en los estaremos presentes, a lo largo del año… y que iréis conociendo.
  • Nuestros objetivos más visibles serán: La defensa -a ultranza- de la libertad de conciencia, de los derechos cívicos universales, de la democracia basada históricamente en el ideario republicano y en la eliminación de todos los privilegios económicos, jurídicos y políticos que el estado concede (o pueda conceder) a grupos de diversas convicciones, fundamentalmente a los religiosos y en nuestro caso, en especial, a la iglesia católica. Sin olvidarnos de la vergonzante y ancestral confesionalidad institucional y política que persiste (y aumentan) en muchos lugares del mundo (incluida Europa), en donde diversas iglesias ejercen un enorme poder y monopolio, cuando no siembran el dolor y la muerte entre millones de personas, en nombre de cualquier fe y de cualquier dios.
  • Pero, sobre todo, nuestro objetivo (al menos el mío) es dirigir nuestros máximos esfuerzos a conseguir atraer ideológicamente a las personas más jóvenes. Para ello hemos de tener en cuenta los rasgos, cultura e intereses que conforman su actual identidad en sus diferentes manifestaciones individuales y colectivas, en una época en la que están atenazados por la desconfianza, por enormes incertidumbres, por la desideologización y despolitización, que diversos intereses políticos, religiosos y económicos han propiciado muy deliberadamente. // Tengamos en cuenta que de entre los jóvenes que hoy tienen entre 15 y 30 años, en muy poco tiempo, van a surgir los líderes sociales y políticos que les va a tocar administrar esta sociedad. De ahí mi empeño personal en ello.

Pero hemos de tener presente que nuestro trabajo cuenta, simplificándolo mucho, al menos con tres poderosas resistencias:
1-Una ciudadanía que aunque altamente secularizada es muy apática, dócil, acomodada a unas normas de orientación religiosa, además de confusa y desorientada ante la cuestión que nos ocupa.
2-Un poder político y unas instituciones que, generalizadamente, apoyan (de forma más o menos encubierta) los grandes e históricos privilegios que la iglesia católica oficial disfruta y que, desgraciadamente, respaldan una parte importante del tejido social (incluidos algunos sectores que se reclaman de clase o progresistas) y de los medios de comunicación.
3-El enorme poder económico y de penetración mediática, política e institucional que representa la iglesia católica en el estado español.

De ahí que nuestro trabajo sea muy complejo y difícil, pues hay muchos “intereses” creados, pero quizá por todo ello muy necesario y apasionante. Creemos que merece la pena intentarlo, en recuerdo y porque se lo debemos a los millones de seres humanos que han muerto por éstos e ideales similares, también y (fundamentalmente) por el presente y el futuro de esta sociedad, que padece una seria crisis más allá de la económica.

Para vuestro conocimiento el próximo día 5 de septiembre convocaremos reunión de junta directiva para reiniciar los trabajos, en la línea que hemos propuesto y en sintonía con el programa aprobado en la Asamblea del mes de enero pasado.

Feliz verano. Un afectuoso saludo. Francisco Delgado. Presidente

Print Friendly, PDF & Email