Azotaba a su hijo ‘porque su religión se lo permitía’

Kihn Par Thaing defendió su forma de criar al menor, a quien golpeaba con una percha para ropa

El abogado de una mujer acusada de abuso infantil por presuntamente azotar a su hijo dice que la ley de objeciones religiosas deIndiana le otorga el derecho de disciplinar al menor de acuerdo a sus creencias cristianas evangélicas.

Según la agencia Associated Press (AP), Kihn Par Thaing de 30 años y originaria de Indianapolis, fue arrestada en febrero por abuso después de que un maestro detectara las heridas en el niño de siete años, quien tenía 36 moretones y ampollas rojas, causadas por golpes con un gancho o percha para ropa.

Greg Bowes, abogado de la acusada, indica que el estado no debe interferir con el derecho de su clienta de criar a sus hijos como considere apropiado, citando la ley de objeciones religiosas de Indiana como parte de la defensa.

Documentos de la corte incluso citan pasajes bíblicos, indicando que “la letra con sangre entra”. Al respecto, Matt Savage, fiscal del Condado de Marionconsideró que la golpiza al menor excedió las “instrucciones religiosas” y que el interés del estado de Indiana en prevenir el abuso infantil es más importante que las protecciones religiosas en una ley estatal.

El documento firmado el año pasado por el gobernador republicano Mike Penceprohíbe a las entidades gubernamentales imponerse sustancialmente a las libertades religiosas, aunque ninguna parte de éste menciona específicamente la crianza de menores.

Thiang declaró ante una corte que impidió el comportamiento peligroso de su hijo el 3 de febrero pasado, el cual hubiera dañado seriamente a su hija de tres años, por lo que golpeó a ambos con un gancho plástico para ropa y les ordenó orar para ser perdonados.

Oficiales de protección de menores tomaron el control de los niños en febrero, aunque se desconoce su actual ubicación. La madre enfrenta un juicio el próximo 19 de octubre. Thaing está bajo asilo político en Estados Unidos, procedente de Vietnam, e incluso citó las diferencias culturales como parte de su defensa.

Al respecto, la directora ejecutiva del Instituto de la Comunidad Birmano-Americana en Indianapolis, Elaisa Vahnie, dijo que lo que pudiera interpretarse como un crimen en Indiana podrían considerarse técnicas de crianza típicas en Myanmar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...