Ayuntamiento de Zamora y Junta entregan al Obispado las obras de la iglesia Espíritu Santo tras invertir 203.772 euros

El delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, junto con la alcaldesa, Rosa Valdeón, hicieron entrega esta mañana al Obispado de la ciudad de las obras de restauración que se han llevado a cabo en la iglesia del Espíritu Santo, tanto en la rehabilitación del templo como en sus bienes, además de la adecuación del entorno. En total, dicha actuación asciende a 203.772 euros. Esta intervención se enmarca en el proyecto cultural 'Zamora Románica'.

El delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro, junto con la alcaldesa, Rosa Valdeón, hicieron entrega esta mañana al Obispado de la ciudad de las obras de restauración que se han llevado a cabo en la iglesia del Espíritu Santo, tanto en la rehabilitación del templo como en sus bienes, además de la adecuación del entorno. En total, dicha actuación asciende a 203.772 euros. Esta intervención se enmarca en el proyecto cultural 'Zamora Románica'.

El compromiso de la Junta es actuar en los 22 templos románicos que tiene el municipio, recordó Castro durante su intervención, "ya que el Románico es un bien" que hay que "mantener y mejorar y la Junta ha creado para ello este proyecto, con el que se hace realidad el sueño de muchas personas", añadió.

Este proyecto supone una inversión de cerca de seis millones de euros y con la entrega de este templo se completa el 64 por ciento del proyecto 'Zamora Románica', con la intervención en siete templos y en los bienes inmuebles de nueve iglesias.

Los trabajos, que se han desarrollado durante el último año, han supuesto la rehabilitación del propio edificio, así como los bienes muebles y el entorno. Destaca a este respecto el descubrimiento de una ventana saetera en la capilla mayor y el primitivo solado del ábside.

La iglesia consta de una única nave, con una sacristía en el lateral norte adosada a su cabecera.

La obra en el exterior del templo ha consistido en la restauración de la espadaña, las cubiertas y la fachada del inmueble. En la fachada sur, se han sustituido algunos de los sillares del zócalo, procediendo al rejuntado de todos ellos.

En esta iglesia se ha intervenido en la acera frontal, mejorando su accesibilidad, y la urbanización en el interior de la huerta que tiene en la parte trasera de su entorno norte. Estos últimos trabajos han sido realizados por el Ayuntamiento de la capital.

TEMPLOS MÁS CONFORTABLES

En la parte exterior norte, se ha ejecutado la nueva calefacción por aire, enterrada, y que integra las rejillas de ida y retorno en el solado de la iglesia y la sacristía. "Con ello se consigue que los templos sean más confortables para las personas que aquí acuden a rezar y disfrutar del templo", aseguró Castro.

Además, se ha realizado una intervención arqueológica en el lateral norte, rebajando el terreno para evitar humedades y dejando al descubierto una serie de estructuras de las tumbas aparecidas.

Por otra parte, la intervención en la sacristía ha sido completa, rebajando la pendiente de la cubierta, lo que ha permitido liberar los canecillos románicos, que ahora se pueden observar desde el exterior.

Tras realizar una excavación arqueológica, en el interior del templo ha quedado al descubierto el primitivo solado del ábside. Destaca también una nueva mesa de altar diseñada reutilizando varias piezas que se encontraban en la iglesia.

En cuanto a la actuación en los bienes muebles, se ha restaurado totalmente el relieve pétreo con la figura yacente de un clérigo, identificado como el abad Franco de Ribera y fechada en 1350.

Castro quiso destacar "la profesionalidad y el buen hacer de los técnicos y profesionales de "Zamora Románica" y la colaboración de la Fundación Rei Afonso Henriques, ya que sin su guía sería imposible todo esto".

GRAN PROYECTO PATRIMONIAL

Por su parte, la alcaldesa de Zamora definió 'Zamora Románica' como "el mayor proyecto patrimonial y cultural que se ha hecho nunca en la ciudad. Y tiene razones para ser el más importante. En primer lugar, por la cuantía económica, con seis millones de euros para recuperar el patrimonio románico de la ciudad. Y también por su calidad, donde los mejores técnicos y artistas y recuperadores del patrimonio trabajan juntos".

Valdeón recordó que el Románico es uno de los grandes valores de la ciudad "pero al que todavía le falta esta capacidad de difusión", por lo que apostó por "un turismo cultural" para la ciudad, al que se llegará "con esa parte de dinamización y promoción del Románico, porque es una de nuestras grandes apuestas".

OTRAS ACTUACIONES

En estos momentos, y dentro del proyecto "Zamora Románica", se ha licitado la intervención en la espadaña y cubiertas de la iglesia de San Antolín y se han redactado dos proyectos de bienes muebles que se licitarán en los próximos meses.

Además, se están elaborando los proyectos de intervención en las iglesias de Santa María de la Horta y de San Cipriano, junto a sus entornos, y la segunda fase de Santa María La Nueva y el proyecto de su entorno, que completarán las intervenciones de este proyecto en 2011.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...