Ayude a su hijo a refutar la evolución

COMENTARIO: Propuestas que desde las iglesias evangelistas hacen para conseguir que los hijos no asumna doctrinas evolucionistas, y sigan creyendo en el creador.

Dado que muchos padres no están de acuerdo con que se les enseñe a sus hijos evolución, desde algunas iglesias evangélicas se preparan a sus líderes para enfrentarse a la teoría de la evolución, adoctrinando a los alumnos para que sepan responder a “los planteamientos evolutivos” en clase de ciencias.

Lo más probable es que sus hijos reciban un adoctrinamiento casi incesante de conceptos evolucionistas en la escuela y en todas partes de la sociedad. He aquí algunos consejos para ayudarles a hacer frente a estas falsas enseñanzas.

Por Paul Luecke

Usted está viendo un espectáculo de la naturaleza por televisión con su hijo. La película es impresionante y la narración es interesante, llena de datos increíbles.
El narrador añade en seguida otro “hecho” notable: “Durante millones de años, el colibrí desarrolló la capacidad notable de volar no sólo hacia adelante, como otras aves, sino también hacia atrás y mantenerse en el aire como un helicóptero”.
Al día siguiente su hijo regresa de la escuela con la tarea de ciencia. Usted nota algunos cuadros que hay que llenar, mostrando cómo el hombre supuestamente evolucionó a lo largo del tiempo.

¿Qué debe hacer usted?

Incluso si sus hijos crecen en una familia que cree en Dios y la Biblia, en el mundo de hoy tendrán que hacer frente al concepto de la evolución. Pero ¿no asimilarán naturalmente lo que es la verdad acerca de la creación? ¡No! Sin la instrucción y la guía constantes de usted, su hijo aprenderá, por la falta de enseñanza en casa, el concepto predominante de cómo vinieron a existir el mundo y todo lo que hay en él: por la evolución.

Convencido de que existe un Creador

A continuación le daremos algunos consejos para ayudar a su hijo no sólo a refutar las enseñanzas falsas de la evolución, sino también a convencerse de que existe un Creador que es muy real y quien debe llegar a ser muy real para él personalmente.
Primero, conozca usted mismo el tema. ¡Usted es el maestro más importante de su hijo, y Dios quiere que sea su maestro más influyente también! Pero como maestro usted tiene que estar preparado con información importante que pueda enseñar.
Tómese el tiempo para investigar acerca del tema de la creación. Los maestros de su hijo no lo harán, sobre todo si ya creen en la evolución; así que le incumbe a usted hacerlo. Tanto en las bibliotecas como en Internet es posible encontrar información práctica.

Siempre que uno se encuentra con los conceptos evolutivos —ya sea en un programa de televisión, en un libro o en la escuela— hable de ello con su hijo tan pronto como pueda. Si usted conoce algunos hechos y pruebas que demuestran que la evolución es falsa, puede ayudar a su hijo a refutar lo que él acaba de oír al respecto, y puede explicarlo en términos que su hijo pueda entender. Bien puede ser que usted encuentre buenas formas de señalar las fallas en la teoría de la evolución, y las pruebas del diseño inteligente, sobre todo si examina el tema a fondo.
No basta con sólo enseñar a su hijo que la evolución es falsa; también debe estar llenando su mente con la verdad, leyéndole la Biblia en forma regular, comenzando a temprana edad y continuando durante sus años de formación.
Puede explicar por qué la evolución es tan popular hoy. Vaya al pasaje de Romanos 1:18-32 y explique cómo la motivación subyacente es que las personas —aun las más cultas— no quieren que haya un Dios. No quieren creer que una autoridad superior pueda decirles cómo deben vivir. Quieren sentirse libres para vivir como les dé la gana, sin la culpabilidad de tener que responder a un Creador.
A pesar del aumento del conocimiento en nuestra época, Dios dice que muchas personas serán destruidas porque carecen de conocimiento: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento” (Oseas 4:6). Esto seguramente incluye una ignorancia voluntaria de la existencia de Dios.

Al enseñar a su hijo que existimos porque Dios nos creó, es también muy importante enseñarle por qué Dios nos creó. Al leer la Biblia con su hijo, haga énfasis en la razón por la que Dios hizo a los humanos con una inteligencia infinitamente superior a la de cualquier otra criatura: ¡debido a nuestro potencial para convertirnos en hijos e hijas inmortales en la familia de Dios!

Y ¿cómo tratar con el problema de la enseñanza de la evolución en la escuela? A fin de cuentas, usted es responsable de la educación de su hijo, y es importante saber lo que otros le están enseñando. Tenga el hábito de hablar brevemente sobre lo que le enseñaron en la escuela cada día, ya sea durante la sobremesa o antes de comenzar las tareas escolares. Y cuando tiene que ver con el tema de la evolución contra la creación, la participación de los padres es imprescindible.

He aquí algunas sugerencias sobre cómo ayudar a su hijo a afrontar las enseñanzas evolucionistas en la escuela:

A. Cuando se presentan exámenes en la escuela, donde se espera que las enseñanzas evolucionistas sean las respuestas “correctas”, el alumno puede responder, sin violar la conciencia, simplemente añadiendo una nota en lo alto de la página de prueba que dice: “El libro dice que . . .” o “Nos enseñaron que . . .”. Estas palabras (u otras similares) aclaran que todas las respuestas que siguen a continuación no son necesariamente la creencia personal del estudiante, sino que él recuerda y simplemente repite lo que dijo el profesor o el libro.

B. Es aconsejable no iniciar discusiones acerca de la evolución y la creación en la escuela. Por bien intencionados que seamos, discutir con la gente que no reconoce a Dios como nuestro Creador, a la larga sólo puede causar problemas. A ningún profesor le gusta ser puesto en una situación en la que se le puede probar que está equivocado, y menos delante de sus alumnos.
Ahora bien, esto no quiere decir que su hijo debe sentir que no pueda responder a las preguntas o comentarios del profesor o de sus amigos. Este es un asunto que tratamos a continuación.

C Prepare a su hijo para que pueda explicar sus creencias. “Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes” (1 Pedro 3:15, Nueva Versión Internacional). Este es un principio que todos debemos poner en práctica. Pero ser capaces de responder a quien nos pregunte acerca de por qué creemos en un Creador —o acerca de cualquiera de nuestras creencias— es algo que sólo puede ocurrir si nosotros conocemos los hechos.
Una vez más, esto implica que tratar los conceptos de la evolución contra la creación con su hijo, y leer la Biblia, es algo que debe hacer continuamente. Recuerde a su hijo que no está solo; hay muchos otros que creen en la creación y no en la evolución.
De cualquier manera, aun si él fuera el único, esta es una buena forma de aprender a sostenerse firme en la verdad, aun si nadie más a su derredor lo cree. Este es uno de los aspectos en los que nuestros hijos necesitan ayuda para saber cómo enfrentar la presión de sus compañeros.

Ayude a su hijo a formular una lista de pruebas de la existencia del Creador. Para que llegue a desarrollar una relación íntima con Dios y llegue a ser bautizado y convertido, tiene que probar absolutamente que Dios existe. “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay . . .” (Hebreos 11:6). Empiece a escribir una lista de pruebas absolutas, a la que se le pueda añadir o ampliar a medida que su hijo adquiera más entendimiento.

Prepárese para el futuro

El mundo que nos rodea se acerca rápidamente a su final. ¿Por qué? Porque ha rechazado a Dios. Pero todos nosotros, incluidos nuestros hijos, hemos sido llamados a salir de ese mundo para caminar con nuestro Creador y prepararnos para el establecimiento de su reino aquí en la tierra.
Padres, Dios nos ha encomendado la responsabilidad de darles a nuestros hijos el conocimiento necesario de él y de su camino de vida. Quiere que les ayudemos a creer y a saber a ciencia cierta que no son el producto de un proceso evolutivo fortuito, y que vean el maravilloso futuro que él tiene planeado para ellos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...