Autoritarismo y delación

El obispo de Palencia, Esteban Escudero, parece dominado por ese reflejo totalitario que lleva a ciertos tipos de autoridad a inmiscuirse en asuntos que no son de su incumbencia. Eso es lo que cabe deducir de la insidiosa nota que publicó el obispado la semana pasada como acotación ociosa a la conferencia que el teólogo Juan José Tamayo dará este viernes en la Universidad de Palencia (Otra teología es posible). La nota del obispado describe el tortuoso sentir de sus autores y promotores. Empieza con el clásico “no está con nosotros” (“dicha conferencia no ha sido promovida por este obispado, ni por ninguna asociación o movimiento” de la Iglesia católica), comentario al que bien podría replicarse que eso gana la conferencia. Recuerda el obispado que, según la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, Tamayo ha seguido “una trayectoria que le aparta de la comunidad eclesial, lo cual es incompatible con la condición de teólogo católico”. El obispado arroja el dictamen de la Comisión (2003) como pedrada en el ojo del teólogo díscolo.

Si la conferencia de Tamayo responde a una invitación de la universidad ¿a santo de qué, nunca mejor dicho, se inmiscuye el obispado? ¿Qué tipo de ética lleva a la jerarquía a estigmatizar a un profesor con el pretexto de que no forma parte de la “comunidad eclesial”? Aclaración para los fieles no parece, porque los asistentes a la conferencia sabrán tanto como el obispo cuál es la situación de Tamayo en la “comunidad eclesial”. Precisamente esa situación es el valor añadido de la conferencia.

La Iglesia católica es incapaz de articular un discurso coherente sobre la sociedad. No sabe definir su papel en tiempos de depresión, ni entiende los impulsos que mueven a los jóvenes, más allá de inundarlos con eslóganes propios de publicidad de detergentes, ni tiene presencia ética para enfrentarse a las “injusticias sociales”. Pero hay algo que hace a la perfección: impedir que otros sugieran los enfoques teológicos de una “comunidad eclesial” en época de tribulación. El obispo de Palencia ha demostrado cómo se obstaculiza el pensamiento libre, con ese comunicado mezcla de autoritarismo resentido y de delación

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...