Autoridades civiles y militares en la procesión de El Nazareno en La Pobra do Caramiñal – A Coruña

La Corporación Municipal y representaciones de la polícía y los ejércitos presiden esta procesión católica junto al párroco

Este año, al igual que cada año las autoridades municipales y representaciones militares del Estado presiden junto al párroco de La Pobra do Caramiñal la procesión de El Nazareno, detrás de su imagen, en esta localidad de la costa coruñesa. Igualmente participan destamentos militares aompañando la procesión católica.

Una evidencia más de la confesionalidad del Estado, contraria a la aconfesionalidad manifestada en la Constitución.

En la propia web del Ayuntamiento puede leerse el carácter teatral de esta procesión. Algo no siempre "confesado" por quienes promueven o participan en este tipo de actos:

La romería del Divino Nazareno de A Pobra, la más clásica de Galicia con ofrecidos que portan testimonialmente sus ataúdes, en palabras del fundador del Museo do Pobo Galego, Antonio Fraguas Fraguas , es algo más que una curiosidad antropológica de la máxima importancia. Ejerce igualmente su seducción entre artistas admirados en todo el país; así cineastas (Rodríguez Baixeras, Bigas Luna), escritores (Valle-Inclán, García Martí, Álvaro Cunqueiro), fotógrafos (Tino Martínez), grabadores e ilustradores (Mayer, Conde Corbal, Costa, Xoán Fernández), etc. A instancias de la Municipalidad en 2000 fue declarada por el Consello da Xunta de Galicia Festa Galega de Interese Turístico considerando su notable antigüedad, como su singularidad ritual y cultural.

Entre las tradiciones de este pueblo figura la fiesta del Nazareno, la más sonada quizá de las celebradas en esta banda de la ría, porque enlaza con el carácter de país y por los hondos sentidos que encierra dentro de su forma dramática y pintoresca.

[…] ¡”La procesión de los muertos”! Esta procesión, un poco teatral en una mañana de otoño, encierra como símbolo muchas y ondas reflexiones. El espectáculo es fúnebre y bello a la par. […]

Consiste el espectáculo en el desfilar de féretros, caminando detrás de cada uno con hábito mortuorio y un gran cirio en la mano, aquellos que debieron ocupar las cajas vacías, conducidas por amigos y familiares, aquellos que tuvieron su salud comprometida en graves dolencias y deben su salvación a la fe y a un milagro del Nazareno. Son pues ofrecidos que cumplen un voto, caminando procesionalmente en la melancolía del otoño al borde del mar.

Si el teatro tiene un origen religioso este es un acto teatral dentro de la más pura ortodoxia, teatro auténtico, sin convencionalismo, porque representa el drama de la vida amenazada siempre y sólo salvada por la fe la intervención del Nazareno. En última instancia, este caminar detrás del propio féretro, es el caminar y la procesión de la vida misma, pues todo el mundo camina tras la muerte.

Y al revés de lo que sucede en el mundo, en que la muerte se disfraza de vida, aquí al revés, la vida se disfraza de muerte; es decir, se quita el disfraz.

Archivos de imagen relacionados

  • Procesion Nazareno Caramiñal
  • Procesion Nazareno Caramiñal
  • Procesion Nazareno Caramiñal
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...