Aumenta la presión para que la Iglesia pague el IBI

Los ayuntamientos reclaman la laicidad fiscal porque «es injustificable que en el siglo XXI algunas confesiones estén exentas de su tributación»

La propuesta de que todas las confesiones religiosas paguen el IBI de aquellos bienes que no estén dedicados al culto no sólo formará parte de la Declaración de València por una financiación justa de las administraciones locales, sino que va a convertirse en una de las principales reivindicaciones de los alcaldes. Manuela Carmena, máxima responsable de Madrid consideró «necesario» que se regule su cobro y apostó por que «haya una homogeneidad en la tributación de todos los bienes, sin perjuicio de dejar aparte todos los específicos del culto, tanto de la Iglesia católica como de todas las demás».

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de València, Ramón Vilar, dijo que es «injustificable que en el siglo XXI algunas confesiones estén exentas de su tributación», y que su departamento ha sido el principal ponente de la denominada «laicidad fiscal», una de las propuestas que València intentará que se aprueben en la declaración conjunta de hoy.

Gerardo Pisarello, primer teniente alcalde de Barcelona, recordó que la Ciudad Condal bonifica en nada menos que 12 millones de euros a la Iglesia por el IBI, y reclamó que los ayuntamientos tengan la autonomía para decidir a qué entidades o colectivos sociales bonifican los impuestos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...