Ateos exigen un nuevo plan de educación sexual y eliminar clases de religión

La Associació Valenciana de Ateus i Lliurepensadors (AVALL) ha pedido la eliminación de las clases de religión en los colegios, porque se trata de una "droga mental", y la derogación del nuevo plan de educación sexual, puesto que no dejar de ser "más moralina católica" impuesta desde el Arzobispado.

En una rueda de prensa, el presidente de la asociación, Antonio Pérez Solis, ha planteado un decálogo para poner fin a las cesiones de terrenos municipales para la construcción de universidades privadas católicas, además de la supresión de los signos religiosos en la esfera pública.

En este sentido ha criticado la concesión de subvenciones a actos de marcado carácter católico, entre los que ha destacado la visita del Papa, la cual "paralizó la ciudad durante varios días, a pesar de que, según los datos del CIS, una cuarta parte de los valencianos se declara no creyente".

Asimismo ha denunciado que la sociedad española no disponga de ninguna celebración para sustituir a ceremonias como el bautismo, por lo que han solicitado la puesta en marcha de una ley autonómica de "bienvenidas y funerales civiles".

Igualmente ha pedido la habilitación de "cementerios públicos no religiosos", puesto que muchos son sufragados parcial o totalmente por los ayuntamientos, así como la creación de un "Observatorio por la laicidad", que "separe por completo la relación entre Iglesia y Estado".

Estas reivindicaciones, suscritas a nivel local y autonómico, fueron trasladadas a los principales partidos políticos: PP, PSOE-PSPV, UPyD, EUPV, Coalició Compromís y ERPV, y tan sólo las tres últimas formaciones aceptaron reunirse con la Associació Valenciana de Ateus i Lliurepensadors.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...