Atentado a la laicidad en un Liceo de Salto (Uruguay) está siendo investigado por las autoridades educativas

Denuncian que la directora del centro obligó a estudiantes a asistir a la jornada en la que distribuyeron folletos religiosos y “estatuitas de fetos».

El Codicen y las autoridades de Secundaria iniciaron una investigación sobre una jornada «en contra del aborto y los métodos anticonceptivos» que se realizó el jueves dentro del liceo 1 de Salto, con el aval de la directora del centro educativo.

El hecho fue denunciado por algunos estudiantes y familiares en las redes sociales y recogido luego por la diputada del MPP Manuela Mutti. En su perfil de Facebook, la legisladora denunció en el centro educativo «violaron la laicidad de la educación pública y, por ende, del estado, con la anuencia y presencia de la directora Diana Lucero de Curcho».

En diálogo con Montevideo Portal, la legisladora dijo que la jornada fue organizada por la directora del liceo con carácter «obligatorio» para estudiantes de Bachillerato. Según la legisladora, la charla estuvo a cargo de un «grupo de madres comprometidas en la lucha contra el aborto».

Mutti remarcó que «no se trató de un debate en el que estuvieran todas las posiciones, sino una charla con contenido religioso y contrario a la legislación de este país». La legisladora indicó que durante la charla se distribuyeron entre los estudiantes «folletos con la imagen de la Virgen y estatuitas de fetos».

La diputada sostuvo que «es alarmante que se dé la información a los jóvenes de esta manera» y advirtió sobre el impacto negativo del mensaje «en un departamento que ya tiene una objeción de conciencia importante», en referencia a la negativa de la mayoría de los ginecólogos del departamento a aplicar la Ley de Interrupción del Embarazo.

Mutti recordó que la directora del liceo ya tiene antecedentes de organizar eventos simulares en el centro. «Tiene una cultura religiosa muy fuerte y la lleva al centro educativo», apuntó.

La legisladora denunció la situación ante la directora de Secundaria Celsa Puente y el Codicen, desde donde le informaron que ya habían comenzado a investigar el caso.


Denuncia realizada por Patricio Aponte Villalonga, nombre con que aparece en su perfil de facebook, quien manifiesta su preocupación por lo que a las claras puede ser un atentado durísimo contra la laicidad en el Liceo Nº 1 donde se dictó una charla contra el aborto con claras muestras de ser una defensa religiosa a ultranza en un centro de estudios público.

La nota en cuestión establece:

En el día de ayer, en el Liceo N°1 (Salto), tuvo lugar una charla de un “grupo de madres comprometidas en la lucha contra el aborto” (no tenían, según los estudiantes que asistieron, más identificación que esa) y, efectivamente hablaron del citado tema. Pasaron, inclusive, el consabido video con escenas de abortos, y repartieron folletos.

No obstante, el problema no es el tema que se trató (no debatido, según los alumnos), sino el carácter y contenido de toda la actividad y de la folletería exhibida, que aquí comparto. En la tapa de uno de los impresos se exhibe, claramente, una imagen de la Virgen María, lo cual evidencia un obvio encuadre católico. Por otra parte, varios estudiantes dedujeron de lo que estas señoras señalaron (y porque las conocían), que pertenecen al Colegio y Liceo Sagrada Familia, es decir, están vinculadas al mismo.

Aparte de lo anteriormente señalado, el contenido era más grave que la imagen de tapa, puesto que incluía datos y afirmaciones que nada tienen que ver con un posicionamiento científicamente fundamentado (mezclando verdad con mentiras), así como también se efectuaban valoraciones completamente irracionales, como el hecho de equiparar el “holocausto nazi” con los millones de abortos (entre los que deberíamos incluir, según estas personas, los embriones congelados para fertilización asistida, etc.) que se hacen por año. Asimismo, en los catálogos con la imagen de la Virgen se planteaba una postura claramente anti-planificación familiar al condenar los métodos anti-conceptivos, lo que significa una actitud absolutamente irresponsable, y que va en contra de las políticas de salud vigentes. Hay que mencionar que la actividad no formó parte de una mesa de debates en donde se plantearan libremente posturas como la ya citada, junto con otros posicionamientos, sino que se trató de una instancia impuesta y de encuadre dogmático.

Comparto, en este punto, algunos extractos para que uds. mismos evalúen el tenor de lo que estoy planteando:

“Famosa fotografía [va acompañada, sí, de la imagen de marras] de un bebé de sólo seis semanas de concebido, dentro de su saco amniótico, tomada por un fotógrafo médico luego de la cirugía sufrida por la madre debido a un embarazo ectópico”.

“Para mantener el actual orden económico y geopolítico y los grandes y poderosos intereses que hay en el mundo, el crecimiento de nuestras poblaciones (y su consecuente mayor movimiento económico) es un gran peligro; por lo tanto nos exportan, vía las Naciones Unidas y el engaño de su supuesta preocupación por la ‘salud pública’ en nuestros países y nuestra ‘salud sexual’, su mentalidad anti-natalista, para así lograr disminuir nuestras tasas de nacimientos al nivel de la de sus poderosos pero cada vez más envejecidos países, donde están colapsando todos los sistemas sociales y de pensiones, dado que la pirámide poblacional está totalmente invertida (cada DÍA nacen menos niños y los ancianos viven más)”.

“El engaño comenzó con el advenimiento de un GRAN NEGOCIO: la PODEROSA, ARCHIMILLONARIA INDUSTRIA DE LOS ANTICONCEPTIVOS, a la que habría de seguir la no menos poderosa INDUSTRIA DEL ABORTO”. Las mayúsculas, del folleto…

“Nadie tiene derecho a quedarse indiferente ante este moderno holocausto. Nadie tiene derecho a quedarse indiferente ante este genocidio de los inocentes. Tenemos que tomar una posición: a favor o en contra. Pero recuerde: tarde o temprano daremos cuenta a nuestro Creador de lo que hicimos o dejamos de hacer”. Luego, siguen citas de Teresa de Calcuta y Juan Pablo II…

El problema de todo esto, es de orden destacarlo, no es el tema en sí; ni siquiera la postura en contra del aborto. El problema es el carácter marcadamente ideológico, proselitista, irracional de una acción que va totalmente en contra del principio de laicidad de la Educación Pública uruguaya, que no consiste en la despolitización de los individuos, pero sí en dar garantías de que no se adoctrinará a los estudiantes en la línea de una determinada corriente religiosa o ideológica de algún tipo. En este caso, por ejemplo, no es sólo un afrenta a los que estamos a favor del aborto legal, o que somos ateos; es también una afrenta hacia grupos religiosos no ligados a la Iglesia Católica, institución que tiene un notorio interés por reingresar a las aulas públicas de las que fue expulsada hace ya más de cien años. Por otro lado, como ya señalé, va en contra de accionares y conductas de salud sexual y reproductivas responsables y amparadas por la ley; tengamos en cuenta que en este país, el aborto es legal hasta los tres meses de la concepción, no después.

Por último, asistimos a una nueva injerencia de intereses particulares en un ámbito educativo público, de cuyas instalaciones se valen para implantar (no discutir, no debatir) un dogma, en una actividad que contó con la anuencia y presencia de la Sra. Directora Prof. Diana Lucero de Curcho. Que un funcionario público, un mando medio de la Educación, se preste y avale este tipo de cosas es más que preocupante. Es tenebroso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...