¡Atención! Los salesianos buscan niños

   LAS Misiones Salesianas han lanzado este 2 de febrero la campaña “Ellos nos importan”, con la que declaran a 2016 el año de los niños. Para los curas y frailes todos los días son de niños. No pasa uno sin noticia sobre la detención de un cura pederasta: la del 2 de febrero vino de Palermo, en donde fue detenido Roberto Elici, de 38 años, párroco de la iglesia de Maria Santissima Asunta. Está acusado de abusar sexualmente de tres niños, valiéndose de la confianza que tenía puesta en él la madre de los pequeños.

   No es noticia, porque sucede a diario, pero algunos medios de información siguen difundiendo estos hechos cotidianos en la Iglesia catolicorromana por todo el mundo. En España suelen silenciarse, debido al miedo existente en la sociedad todavía a la todopoderosa Iglesia catolicorromana, desde los tiempos de la sanguinaria Inquisición, pero algunas víctimas se atreven a denunciarlos. Inútilmente, como hemos comprobado en el caso llamado del clan de los Romanones en Granada, o en el colegio Gaztelueta del Opus Dei, por no citar más que dos noticias muy actuales.

   Resulta intolerable que la Pía Sociedad Salesiana, como se denomina este impía secta, tenga la desvergüenza de convocar a los niños este año, con este reclamo publicitario: “Más de 27 millones de niños viven refugiados o desplazados lejos de sus hogares, cien millones subsisten en las calles, 168 millones tienen que trabajar, 57 millones no van a la escuela, y más de 17.000 mueren cada día por causas que se pueden evitar.”

El Vaticano en quiebra

   Todo eso es preferible a caer en las camas de los depredadores infantiles catolicorromanos. Es significativo que en esa lista de calamidades amenazadoras para los niños, no mencionen los salesianos los casos de abusos sexuales a que son sometidos en sus templos. Sin duda los consideran unas falsedades inventadas por la conjunción judeo-masónica-comunista, como se decía durante la dictadura fascista. Seguro que califican de propaganda atea Spotlight, la película de Tom McCarthy que acaba de estrenarse la semana pasada, en la que se narra la denuncia de unos periodistas del Boston Globe sobre los casos de pederastia sacerdotal en la diócesis. Realizaron una completa investigación, torpedeada por el cardenal Bernard Law, arzobispo de Boston, con toda clase de impedimentos. Consiguieron destapar la inmensa corrupción, y por eso la diócesis cayó en quiebra, debido a las indemnizaciones millonarias pagadas a las víctimas de la lujuria sacerdotal.

   La sucesión de denuncias a lo largo de los Estados Unidos fue tan amplia que el papa Juan Pablo II convocó en el Vaticano a los trece cardenales estadounidenses y a su Conferencia Episcopal en pleno, para celebrar un minicónclave los días 23 y 24 de abril de 2002, presidido por el cardenal Darío Castrillón, responsable del dicasterio para el Clero, en el que se trató el asunto. No es que al polaco le preocuparan los niños violados en las 28 diócesis estadounidenses en donde se denunciaron casos de abusos, sino que el mismo presunto Estado Vaticano cayó en quiebra, al hacerse cargo de las indemnizaciones que no podían pagar las diócesis, por ser tantas y tan altas. Había que parar el desastre económico de una vez. Por eso convocó el minicónclave, aunque los abusos y las denuncias han continuado. Quede claro que el escándalo es tan universal como la propia Iglesia catolicorromana, aunque limito el dato a la gringa debido a esa reunión.

Con un niño a cada lado

   A la Pía Sociedad Salesiana le han llegado también denuncias de abusos, pero las acallan. No en balde la secta cuenta con nueve cardenales y 135 obispos que la amparan. Su actual rector mayor es desde 2014 el español Ángel Fernández Artime, a quien hasta ahora no se le representa como al fundador, Juan Bosco, hecho santo por el Vaticano, con un niño agarrado en cada mano. Hay que dejar pasar al tiempo. Quizá Fernández llegue a santo y se le hagan esculturas con sus niños bien sujetos.

   Los salesianos se dedican a los niños por el mundo, dirigen escuelas y hasta universidades. Igual que los legionarios de Cristo fundados por el gran pederasta Marcial Maciel. Si es que todos sienten gran afición por los niños. A ellos les dedican este año los salesianos. ¿Y hasta ahora qué han hecho desde que Don Bosco los fundara en 1859, poniéndolos bajo el patronazgo de otro santo, Francisco de Sales, obispo de Ginebra, de donde tomó el nombre de salesianos para la secta?

   Dicho sea de paso, san Francisco de Sales es el patrono de los periodistas y escritores. Las asociaciones de la Prensa organizan una misa el día que le está dedicado en el calendario litúrgico, el 24 de enero. Yo he renegado de ese patronazgo, como de la Iglesia catolicorromana dirigida actualmente por el papa Paco, un sinvergüenza amigo de militares golpistas, que ni siquiera tiene valor para imitar a su predecesor polaco, e involucrarse para cortar los casos de pederastia en esa putrefacta organización mafiosa de la que es dictador infalible. Hay que extirparla de nuestra sociedad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...