Atacada la galería que muestra la ‘piedad’ de Mario Vaquerizo

La polémica generada por la exposición 'Obscenity', de Bruce Labruce, no cesa. Las fotografías con iconografía religiosa y 'celebrities' españolas realizadas por el cineasta canadiense han hecho que algunos sectores se rasguen las vestiduras, especialmente por la imagen de Mario Vaquerizo y Alaska caracterizados como Jesucristo y María Magdalena. Y este viernes, a las 19.30 horas, un grupo de personas supuestamente vinculado al partido Alternativa Española ha decidido plantarse a las puertas de La Fresh Gallery, en pleno centro de Madrid, para protestar por la muestra, inaugurada este mismo jueves.

Las instantáneas sofisticadas del autor de películas como 'Hustler white' o 'L. A. Zombie' exhiben también a Rossy de Palma como una monja o a Pablo Rivero (sí, el de 'Cuéntame') como un ángel. Una estética considerada como irrespetuosa en ciertos ámbitos y que ya le ha costado a Mario Vaquerizo su contrato como tertuliano en la COPE, pues la emisora de la Conferencia Episcopal estima que no era compatible la presencia de Vaquerizo (tras haber aceptado posar para el objetivo de Bruce Labruce) con la línea ideológica de la cadena de radio.

Además, unos desconocidos atacaron la sede de La Fresh Gallery horas antes, según informaron a ELMUNDO.es fuentes de la propia galería, regentada por el transexual Topacio Fresh, bailarina de Fangoria. Únicamente lograron romper una ventana, pues los vecinos del inmueble llamaron inmediatamente a la policía e impidieron que los asaltantes se introdujeran en el local para prenderle fuego con un cóctel molotov.

Horas después, un centenar de personas convocadas por Alternativa Española se reunieron ante la galería con pancartas con lemas como "¡No más ofensas a los católicos!" en contra de la muestra, pues estiman que las imágenes que forman al exposición son "irreverentes y ofensivas a las creencias cristianas y a la fe católica", según una nota de los convocantes, informa Efe. Algunos de los congregados señalaron que tienen previsto realizar cada viernes, hasta que cierre la exposición, una convocatoria para rezar un "rosario de desagravio".

Esta controversia se produce en la semana de Arco, la feria de arte contemporáneo de Madrid, agitada por el impacto de la escultura 'Always Franco', de Eugenio Merino, quien incrustó una estatua del dictador en una nevera de Coca-Cola expuesto en el 'stand' de la galería barcelonesa ADN. La Fundación Franco se propone demandar al artista y al expositor.

Archivos de imagen relacionados

  • exposicion obscenity
  • Piedad Alaska COPE
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...