Asesinado un profesor universitario laico en Bangladesh víctima del fundamentalismo islámico

El Estado Islámico reivindica el atentado, que se suma al de varios activistas laicos críticos con el fundamentalismo religioso

Un profesor universitario bangladesí ha muerto este sábado después de que dos hombres le atacaran con «armas punzantes», en un homicidio que sigue el patrón de los últimos ataques islamistas en Bangladesh. Aunque en un principio las fuerzas de seguridad afirmaron estar investigado lo sucedido, sin descartar ninguna hipótesis, más tarde el Estado Islámico ha reivindicado el atque, según informa France Presse.

El profesor Rezaul Karim Siddiquee, de 58 años, ha fallecido a primera hora de la mañana tras ser atacado por dos hombres en una parada de autobús en la ciudad de Rajshahiel (noroeste del país asiático), según ha afirmado a Efe el comisario adjunto de la policía regional, A. Kalam Azad. «Le atacaron con armas punzantes, cortándole el pescuezo», ha explicado. Los dos hombres han logrado huir y están tratando de localizarlos.

Según el agente, la policía desconoce todavía el móvil detrás del asesinato de Siddiquee, que trabajaba en el departamento de inglés en la Universidad de Rajshahi además de colaborar con varias organizaciones culturales. «No sabemos todavía si ha sido o no un ataque islamista«, ha concluido el mando policial.

De confirmarse la autoría islamista, este homicidio se sumaría al de varios activistas laicos críticos con el fundamentalismo religioso en Bangladesh. El último de ellos ocurrió a principios de abril, con la muerte a machetazos de un estudiante de Derecho. El año pasado, otros cinco pensadores seculares críticos con el islamismo fueron asesinados, incluido el reconocido escritor Avijit Roy, cuya muerte abrió la veda.

La Policía siempre ha atribuido esas acciones al grupo extremista local Anasarullah Bangla Team (ABT) y ha efectuado algunos arrestos, aunque los activistas denuncian falta de justicia y una situación de inseguridad que ha llevado a blogueros y pensadores a limitar movimientos o exiliarse en el extranjero. En los últimos meses, el Gobierno de Bangladesh ha negado repetidamente que organizaciones islamistas internacionales como el Estado Islámico o Al Qaeda —que han reivindicado varios asesinatos en el país— tengan actividad en su territorio, informa Reuters.

A los atentados contra el colectivo laico se sumaron el año pasado varios ataques contra ciudadanos extranjeros y representantes de minorías religiosas que han continuado a principios de 2016 y que a menudo han sido reivindicados por el grupo Estado Islámico, pese a que las autoridades los atribuyen a una organización autóctona.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...