Arzobispo Urgell afirma que la clase de religión da sentido y consistencia a la vida y sirve para la cohesión y cultura catalana

El arzobispo de Urgell y copríncipe episcopal de Andorra, Joan Enric Vives, defiende la asignatura de religión «es un derecho y un deber» y da respuesta «a las inquietudes de padres y madres» para que sus hijos conozcan algo que «da horizonte, sentido y consistencia a la vida».

Vives defiende, en época de preinscripción escolar, que los padres apunten a sus hijos a la asignatura de religión porque «es una necesidad para la cultura y la cohesión de los ciudadanos de nuestro país».

El arzobispo señala en su carta dominical de hoy que «los padres tienen derecho a escoger la orientación moral y religiosa de la formación de sus hijos» y que es necesario valorar los conocimientos que reciben los niños y jóvenes para que «les ayude en su vida y que les permita tomar decisiones con responsabilidad».

Joan Enric Vives también apunta que los padres tiene derecho a elegir «la orientación moral y religiosa» de la formación de sus hijos y que la enseñanza religiosa pertenece al ámbito de la cultura porque proporciona conocimientos útiles «para creyentes y no creyentes».

Además, afirma que la religión es una herramienta importante para comprender la cultura de nuestro país «que tiene unas profundas raíces cristianas».

También el obispo de Tortosa (Tarragona), Enric Benavent, dedica su carta dominical de hoy a defender la enseñanza de la relición e insiste en que la educación de los hijos es un derecho de los padres y que deben ejercerlo «con un sentido de responsabilidad moral».

El obispo afirma que la Iglesia siempre ha estado presente en la educación a través de la enseñanza religiosa e invita a los padres a informarse de sus derechos y no renunciar a ejercerlos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...