«Arquitectura» y religión: Los minaretes de la discordia

Para que nadie se me espante, vaya por delante que estamos ante un libro oportuno y clarificador, aunque su punto de partida, y hasta su centro de gravedad, sea el revuelo que se armó en Suiza –y por extensión en Europa entera, por no referirme a otras latitudes más lejanas y distantes desde el punto de vista ideológico– al consultarse a los ciudadanos para ver si aceptaban que se inscribiese en la Constitución un añadido que dejase clara la prohibición de construir minaretes en el país helvético. Esta circunstancia no debe hacer pensar que el interés del libro sea centrarse en un caso local y así quedar a nivel parroquial (o minaretal). La cuestión es absolutamente extrapolable a otros países, como rápidamente se pudo ver en tierras francesas, por ejemplo.

Una decena de hombres y una mujer se acercan al tema desde distintas ópticas (arquitectónicas, jurídicas,  religiosas y culturales, migratorias…) y nos sitúan ante algunas trampas, hasta en lo legislativo, urdidas con el fin de  vender una imagen determinada –y podría decirse que predeterminada– de los musulmanes, que empiezan construyendo unas torrecitas para luego adueñarse de países enteros. La libertad religiosa contemplada en la Constitución suiza y en las cartas de derechos humanos queda reducida a nada cuando de los seguidores del islam se trata, con lo cual se les discrimina y se les atribuyen unas intenciones y unos comportamientos que quedan lejos de la realidad. Del mismo modo queda subrayada la importancia relativa que tiene para el culto la construcción de minaretes y el supuesto significado les dan promotores y no, por el contrairi, el que les dan los atemorizados testigos de sus afiladas puntas, como puñales, que piensan que son la representación de todos los males: desde el machismo más cruel al terrorismo más sanguinario.

La obra toma como pretexto el sonado caso suizo y, a través de él, descubrimos los cambalaches y juegos malabares que se orquestan con el fin de atacar al islam y a sus seguidores. Se aportan datos acerca de la emigración de musulmanes (fundamentalmente de los Balcanes en los setenta), que mantienen sus costumbres más en el ámbito cultural que en el propiamente religioso; se muestran igualmente estadísticas que dejan ver a las claras la antipatía que concitan los musulmanes/árabes, identificados ambos con una inexactitud clamorosa. Queda destacadas, por otra parte, las posturas respetuosas de quienes pretenden alzar dichos edificios y los posicionamientos netamente conciliadores que desdicen la brutalidad y el fanatismo que habitualmente se les atribuye; y también se centra la atención en la presencia de iglesias en países de dominio musulmán, presencia no obstaculizada legalmente a no ser en contados países (Arabia Saudí, Irán y Yemen).

  Los minaretes de la discordia. Pistas para superar la islamofobia.
  Patrick Haenni y Stéphane Lathion (dirs.).
  Icaria, 2011.
  15 euros, 131 páginas.     

Archivos de imagen relacionados

  • Libro minaretes
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...