Argentina: Reunión en el Episcopado con defensores de represores dictadura

Fueron recibidos por el secretario del Episcopado y el obispo auxiliar de Lomas de Zamora. El encuentro no había sido informado pero lo difundió en las redes sociales el Obispado Castrense.

Representantes de organizaciones que se autodenominan defensoras de “presos políticos”, aludiendo a condenados por delitos de lesa humanidad, se reunieron el pasado miércoles con el obispo Carlos Malfa, Secretario de la Conferencia Episcopal Argentina, y con el obispo auxiliar de Lomas de Zamora, Jorge García Cuerva. El encuentro, que no había sido informado por la Conferencia Episcopal, fue difundido vía redes sociales por el Obispado Castrense, a cargo del obispo Santiago Olivera, y confirmado a PáginaI12 por fuentes oficiales del episcopado.

De la reunión participaron once organizaciones encabezadas por la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, que preside Alberto Solanet. Entre los participantes también estuvo presente María Cecilia Pando, representando a la Asociación Familiares y Amigos de Presos Políticos de Argentina.

Según la información aportada por la Conferencia Episcopal, la entrevista fue solicitada por los defensores de los represores detenidos con la finalidad de entregar una carta dirigida al Presidente del Episcopado, Oscar Ojea. En esa misiva –que no fue difundida por los obispos pero cuyo contenido trascendió– se denuncia “la escandalosa persecución y venganza contra los acusados de crímenes llamados de ‘lesa humanidad’, por hechos ocurridos en los años setenta”.

En la nota, en la que se hace referencia al gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como “la tiranía que había avasallado todas las instituciones republicanas”, se utilizan afirmaciones del obispo castrense Santiago Olivera, publicadas recientemente en el diario La Nación, para sostener la tesis de que los condenados son “presos políticos” por cuanto “su persecución y encierro obedece a un designio político”, y para solicitar a los obispos que alienten “una generosa amnistía” como forma de “restablecer un orden justo” y “la reconstrucción de la República”.

La reunión del miércoles tuvo lugar tres semanas después de que el presidente de la CEA y obispo de San Isidro, Oscar Ojea, junto con el obispo Carlos Malfa, se encontraron con representantes de organismos defensores de los derechos humanos que habían manifestado preocupación por lo escrito por Olivera en La Nación. En esa ocasión los organismos se expresaron positivamente respecto del diálogo con los obispos mediante un comunicado conjunto firmado, entre otros, por Abuelas de Plaza de Mayo representada por Estela de Carlotto.

Ahora fuentes oficiales del Episcopado consultadas por este diario desmintieron que la Conferencia Episcopal esté considerando formar una comisión especial para analizar la situación de los condenados por delitos de lesa humanidad. Una información en tal sentido fue trascendida por defensores de los represores condenados que participaron del encuentro con Malfa y García Cuerva.

En su carta a Ojea quienes se reunieron con Malfa y García Cuerva, solicitaron a los obispos que ejerzan su “insustituible autoridad moral” para lograr el propósito de la amnistía para los represores condenados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...