Argentina: El Frente de Izquierdas presenta iniciativas en varias provincias para eliminar los privilegios fiscales de la Iglesia católica

En Jujuy propone cobrar el impuesto inmobiliario a las propiedades de la Iglesia

El diputado nacional del PTS-Frente de Izquierda Nicolás del Caño encabeza una campaña nacional por la separación de la Iglesia del Estado. Como parte de esa pelea, los diputados de esa fuerza política en Jujuy adelantaron la presentación de un proyecto de ley para derogar la exención del pago de impuestos inmobiliarios a las propiedades de la Iglesia Católica. También presentarán un proyecto de resolución solicitando a la Dirección Provincial de Inmuebles información sobre las propiedades que posee la Iglesia Católica en la provincia, y lo mismo harán ante la Dirección Provincial de Transparencia y Gobierno Abierto.

Al respecto el diputado Alejandro Vilca adelantó que “vamos a presentar un proyecto de ley para derogar del Código Fiscal la eximición del pago de impuesto inmobiliario a todas las propiedades de la Iglesia Católica, que incluye tanto a los templos como a las viviendas de sacerdotes y otros integrantes de esa institución. Al mismo tiempo estamos solicitando a la Dirección Provincial de Inmuebles un detalle de las propiedades de la Iglesia en la provincia, para poder saber con certeza cuánto dinero que debería ingresar a las cuentas de la provincia se está reglando a las autoridades de la Iglesia Católica. No puede ser que cualquier trabajador o trabajadora, los jubilados, los pequeños comerciantes y hasta los desocupados paguen impuestos inmobiliarios y una organización rica y poderosa como la Iglesia Católica, que tiene muchas propiedades y de gran valor, no lo haga.”

Por su parte la diputada Natalia Morales agregó que “cuando hablamos de separar la Iglesia del Estado nos referimos a terminar con la injerencia de ésta en asuntos del Estado como son la educación y la salud, pero también a los beneficios económicos que reciben en todo el país. No sólo el Estado financia los sueldos de curas y obispos sino que además los eximen de impuestos, como el inmobiliario que proponemos derogar. Desde la izquierda defendemos el derechos de culto, no sólo de los católicos sino de cualquier otra religión, pero rechazamos que la cúpula de la Iglesia Católica reciba todo tipo de beneficios económicos y se meta en los asuntos del Estado, que en definitiva es meterse en la vida de millones de personas, sean católicas, de otras religiones o que no practiquen ninguna religión.”

Finalmente Vilca dijo que “en las últimas movilizaciones contra el derecho a la legalización del aborto y en las intervenciones de los senadores y senadoras el 8 de agosto se vio el rol de la Iglesia Católica, entre otras iglesias, queriendo imponer al conjunto de la población sus creencias. Lo que debería ser un asunto personal como la religión lo imponen como cuestión de Estado, y en los hechos implica vulnerar derechos, como el derecho a decidir de las mujeres, o a una educación realmente laica, que sabemos que en la provincia no se cumple ya que las escuelas públicas imparten religión. Parte de este poder se sustenta en los beneficios económicos que les da el Estado, que en definitiva los paga el pueblo. Con este proyecto proponemos terminar con parte de esos beneficios que posee la jerarquía de la Iglesia Católica.”

En Mendoza se presentó un proyecto para que la Iglesia pague impuestos

Este martes Noelia Barbeito, acompañada por la diputada Macarena Escudero, presentaron un proyecto para terminar con los beneficios impositivos que goza la Iglesia católica.

«Presentamos el proyecto en la Cámara de Diputados de la provincia con el objeto de derogar el inciso «b» del artículo 74 del Código Fiscal mediante el cual se establece que la Iglesia Católica y las Congregaciones religiosas están exentas de impuestos», explicó Barbeito tras la presentación.

La dirigente del Frente de Izquierda explicó que «a la vez establece la prohibición de generar esta exención en las futuras leyes impositivas y la invitación a adherirse a los municipios para también quitar la exención de las tasas municipales donde las hubiese».

A fines de Julio, Barbeito había presentado una campaña para eliminar los privilegios de la Iglesia. Acompañada por el diputado nacional Nicolás del Caño y al abogado Carlos Lombardi, habían exigido la eliminación de los privilegios que tiene la Iglesia en nuestro país, tanto desde el financimiento económico como el reconocimiento del derecho canónico como forma de encubrir delitos comunes perpetrados por miembros del clero. A su vez, habían lanzado una campaña para juntar firmas que, en pocas semanas, juntó decenas de miles de firmas de apoyo.

En el mismo sentido la diputada Macarena Escudero afirmó que «este proyecto está en sintonía con el presentado por Nicolás Del Caño en el Congreso de la Nación que busca terminar con una serie de privilegios económicos y jurídicos que goza la Iglesia Católica, muchos de ellos otorgados por las últimas dictaduras».

El proyecto presentado este martes busca terminar con «este privilegio que poseen las organizaciones religiosas implica que todos los mendocinos y mendocinas, independientemente de la religión que profesan o si no profesan ninguna religión están sosteniendo económicamente determinado culto y privan al Estado provincial de ingresos que podrían ser utilizados para el desarrollo de políticas públicas», aseguró Barbeito. «Sostenemos la libertad de toda persona a tener su creencia y agruparse con quienes piensen y sientan de la misma manera. Pero rechazamos que sea el Estado y el dinero público quien los financie y les de privilegios por sobre el resto de las personas y organizaciones», concluyó la referente de la izquierda en la provincia.

Por último, Macarena Escudero destacó que «la enorme lucha del movimiento de mujeres por el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo evidenció las presiones que ejerce la Iglesia en contra de nuestros derechos. Incluso en nuestra provincia juega un rol activo en la no implementación de la Ley de Educación Sexual y el Protocolo del Aborto No punible, mientras que todos la sostenemos con nuestros impuestos. Por eso resulta de suma urgencia avanzar en la separación de la Iglesia del Estado como cada vez reclaman más sectores de la sociedad».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...