Archidiócesis califica de «talibanes laicistas» al gobierno de Ciudad México

COMENTARIO: En México, como en España, los obispos no dejan de atacar al gobierno cuando éste trata de legislar para toda la ciudadanía, o reducir privilegios. Para ello no se privan de utilizar términos y descalificaciones que aunque carezcan de fundamento, tienen consideraciones negativas en el conjunto de la población (talibán, fundamentalista, inmoral…) Pero no se atreva a utilizar, ni siquiera términos más suaves para atacar a la jerarquía eclesiástica y sus privilegios, pues en seguida saldrá el papa o el obispo de turno denunciando la falta de libertad religiosa. 


La Archidiócesis de Ciudad de México descalificó hoy a las autoridades del Distrito Federal y al Congreso local, y los consideró "verdaderos 'talibanes laicistas'", en un editorial publicado en el semanario católico Desde la fe.

El primer artículo publicado en 2011 fue muy crítico con el gobierno encabezado por el izquierdista Marcelo Ebrard, quien ha revelado públicamente sus aspiraciones a la Presidencia del país en las elecciones de 2012, y con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), en el gobierno capitalino desde 1997.

En el texto la jerarquía católica capitalina, encabezada por el cardenal Norberto Rivera, considera a "algunas autoridades del Distrito Federal verdaderos 'talibanes laicistas'", un término con el que alude a "personajes intolerantes a la crítica, fundamentalistas en sus principios inmorales, incapaces de aceptar el reto del diálogo con la racionalidad y el derecho".

Señala que esta situación, en la cual la autoridad ha hecho del laicismo "una 'religión' única e intolerante", "no ocurre en ninguna otra parte del país".

"Se ha llegado incluso al colmo de pretender callar y amenazar mediante 'demandas' ante los tribunales y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a quienes expresan sus desacuerdos, por el solo hecho de ser sacerdotes católicos y tener convicciones inspiradas en los principios cristianos", asegura el texto.

"El autoritarismo y la intolerancia (que rayan en la falta de respeto y la vulgaridad) con que se manejan, no es un buen augurio para futuras responsabilidades públicas de quienes hoy ejercen la autoridad en la Ciudad de México", advierte también la nota.

"Si el respeto a la libertad religiosa es camino para la paz, quiere decir que todo ciudadano creyente tiene derecho no sólo a vivir personalmente conforme a sus principios religiosos, sino a que éstos se le respeten para que pueda colaborar positivamente en la construcción de la sociedad a la que pertenece", agrega la nota.

La institución llama a escuchar al papa Benedicto XVI, quien en su reflexión de la Jornada Mundial de Oración por la Paz sostuvo que las comunidades religiosas hacen una "innegable (…) contribución ética" en el ámbito político.

La Archidiócesis se muestra particularmente crítica con la aprobación de "leyes inmorales e injustas, sin ningún sentido moral y ético -por la falta de respeto a la vida humana y a la institución familiar fundamental para la sana convivencia social-".

Su postura se da a conocer después de un 2010 tenso en las relaciones de las autoridades locales y la jerarquía católica, donde en los últimos años se ha legalizado la interrupción del embarazo en cualquier supuesto en las primeras doce semanas de gestación, así como los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Respecto a estos últimos fueron además autorizadas las adopciones, un asunto polémico, que llegó el pasado año al Supremo mexicano, que mantuvo este derecho para las parejas homosexuales.

Finalmente la institución católica lamenta la "persecución ideológica" que a su juicio hay "contra quienes, con base en sus principios religiosos y valores, se oponen a estas leyes" en vigor en Ciudad de México.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...