Aragón reduce a la mitad la clase de Religión en la ESO y recupera Educación para la Ciudadanía

El Gobierno de Aragón ha decidido reducir la clase de Religión a la mitad, de una hora y media pasa a 45 minutos a la semana, con la consiguiente protesta de los 400 profesores que imparten esta asignatura. Entre otras novedades respecto al currículo anterior, se incluye una hora de tutoría obligatoria en cada curso de la etapa de Secundaria o la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos en 3° de ESO.

Respecto a Bachillerato, destaca el retorno de Historia de la Filosofía con carácter obligatorio para Humanidades, la oferta como optativas de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y la de Historia y Cultura de Aragón, así como la posibilidad de que los centros ofrezcan una hora de Religión fuera del horario lectivo.

Esto hará que las horas lectivas a la semana sean 31 frente a las 30 de Primaria y Secundaria, lo que va a generar problemas en algunos centros, según han indicado los directores.

Así mismo, recupera las clases adaptadas para alumnos con necesidades especiales en 4º de ESO. Esta medida se aparta de lo que marca la LOMCE.

Según ha dicho este viernes la consejera de Educación, Mayte Pérez, «si un alumno necesita una adaptación curricular en 2º y 3º de la ESO, no entendemos cómo en 4º no se continúa para poder obtener el título. Nos parece incongruente, por esoincorporamos esa atención a la diversidad en 4º«.

Así se recoge en el currículo de Secundaria que, junto al de Bachillerato, se ha publicado hoy en el BOA.

Según se precisa en el texto, el objetivo de la recuperación de estas clases adaptadas es «facilitar que todos los alumnos logren los objetivos y alcancen el adecuado grado de adquisición de las competencias correspondientes. La aplicación personalizada de las medidas generales se revisará periódicamente».

Asimismo, en la asignatura de Geografía e Historia de 4° de ESO se pone en valor la Memoria Democrática, «una forma de conocimiento del pasado que da lugar a un juicio crítico sobre las formas antidemocráticas e injustas con la que se intentaron resolver algunos conflictos».

«Se fomenta así el desarrollo de una conciencia ciudadana favorable a la defensa de valores democráticos y partidaria de la defensa de la paz, la solidaridad y el respeto».

La consejera ha insistido en que los estándares de evaluación que propone la LOMCE se reducen al máximo. «Apostamos y confiamos en la labor que realizan los profesores con la evaluación continua«, indicó Mayte Pérez.

Por otra parte, se ha abierto el plazo para solicitar becas de material escolar y comedores. Se estima que habrá unos 18.000 beneficiarios de material curricular, al que se destinan 3,2 millones, y 12.000 de comedor, que contará con una dotación de 10,3 millones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...