Arabia Saudí vuelve a segregar a las mujeres en estadios tres días después de la Supercopa

Todo ha vuelto a la normalidad en Arabia Saudí. Una triste normalidad basada en la represión y en la falta de derechos, sobre todo para la mujer. Tan solo han hecho falta tres días para desmontar con una sola imagen la idea promovida por diferentes dirigentes de la derecha sobre una supuesta apertura del régimen con motivo de la Supercopa de España.

El reino saudí ha vuelto a separar a las mujeres en el mismo estadio en el que se disputó la competición de fútbol española entre el Real Madrid, Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid y en el que las mujeres sí pudieron presenciar los encuentros con total libertad.

Aunque la prohibición de que las mujeres asistan a los partidos en Arabia Saudí se levantó en 2018, su acceso sigue restringido.

Las nuevas imágenes difundidas la Cadena SER  de un partido disputado en el campo del King Abdullah Sports City de Yeda, entre el Al-Ittihad y el OC Sofi, muestran como el acceso a las zonas de mayor visibilidad queda reservado para los hombres, mientras las familias y las mujeres permanecen confinadas en lugares de apartados y al que solo pueden acudir si van van acompañadas de un varón de su familia.

La cortina de humo de la Supercopa

Arabia Saudí continúa mostrando graves déficits en materia de igualdad y derechos humanos, dejando en entredicho al presidente de la RFEF Luis Rubiales que vendió la Supercopa en Arabia como una oportunidad para modernizar el país.

Desde Amnistía Internacional denuncian que en estos eventos deportivos se producen grandes violaciones de derechos humanos como una «cortina de humo» que trata de ocultar el segregacionismo existente en Arabia Saudí.

Asimismo, la derecha ha inflado esta falsa imagen de transición democrática de un país cuyos niveles de opresión y libertades individuales más básicas tienen pocas comparaciones a nivel internacional.

Dirigentes de Ciudadanos y el PP han apoyado en redes sociales esta apariencia de libertad tras la aparición de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en la final de la Supercopa de fútbol entre el Real Madrid y el Atlético. Un evento al que acudió sin hiyab y con las mangas remangadas, pese a que el velo no es obligatorio para las mujeres extranjeras.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aseguró en su cuenta de Twitter que la presidenta regional “ha hecho más por los derechos y libertades de las mujeres que el feminismo de las bonitas y los bonitos”.

La propia Ayuso apuntó ante los medios de las RFEF que los partidos de la Supercopa «demuestran que en países como Arabia Saudí, reconocidos por hacer lo contrario, ahora empiezan a abrirse porque hay por delante un futuro prometedor».

Sin embargo, las últimas escenas han desmentido que la igualdad entre hombres y mujeres prospere en sociedades como la de Arabia Saudí.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...