Apoyo a una polaca ante un proceso derivado de su aborto

CAMPA?A CERRADA e INACTIVA

Pero hay otro asunto emblemático que pone en tela de juicio la legitimidad de la CEDH y que es de crucial importancia para los derechos de las mujeres y el Estado laico en Europa. Se trata de la primera audiencia en un proceso de revisión que se llevará a cabo en la cuidad polaca Katowice el próximo 19 de Febrero.

El semanario diocesano Gosc Niedzielny fue condenado el 23 de Septiembre 2009 por un tribunal polaco de primera instancia por difamación a publicar excusas y pagarle una indemnización de 10 000 Euros a Alicjia Tysiac. Decidió apelar. La primera audiencia ha sido fijada para el 19 de febrero próximo. 

Un Comité europeo de apoyo a Alicjia Tysiac esta invitando a las y los activistas por los derechos de las mujeres y por el Estado laico en Europa y mas allá de Europa a enviar rápidamente cartas de apoyo (Amicus Curiae) al Tribunal de segunda instancia en Katowice. Es importante que el tribunal vea que los ojos de Europa y del mundo entero están puestos observando como trata este asunto. Los partidarios de Gosc Niedzielny parecen estar inundando el Tribunal con cartas. 

¿Qué esta en juego?

Alicjia Tysiac es una mujer de escasos recursos economicos de clase obrera polaca a quien se le negó un aborto que solicito y que preveían las leyes de su pais. Como consecuencia  sufrió graves problemas permanentes de salud (quedándose casi ciega). Con apoyo de feministas polacas decidió denunciar al Estado polaco. Su lucha legal duro varios años, pero se vio coronada al final por una sentencia de la Corte europea de Derechos humanos (CEDH) a su favor que condenaba a Polonia por no respetar sus propias leyes a pagarle a Alicjia una indemnización de 25 000 Euros, lo que alivio un poco la miserable situación económica en que vivía. 

Desde entonces Alicjia se convirtió en blanco de una campaña permanente de fundamentalistas católicos y de la jerarquía polaca que la juzgaban por lo que les parecía una actitud “anti-polaca” de una “potencial asesina de niños” a quien el Estado polaco había impedido matar a su propio hijo. Afirmaban que ella había buscado lucrarse personalmente denunciando a su país por haberle frustrado su deseo de asesinar a su propio hijo, etc… El aborto se equiparaba a la Shoah y Alicjia a los criminales en los campos de concentración. El semanario diocesano Gosc Niedzielny hasta llego a publicar los nombres de sus tres hijos con fotos y abrió sus paginas para un debate de odio entre los lectores. Exacerbar a fundamentalistas católicos en Polonia que consideran la justicia polaca o europea ineficiente ha tenido consecuencias letales en el pasado. 

Alicjia decidió denunciar al editor de Gosc Niedzielny y al propietario del semanario (la arquidiócesis de Silesia)por difamación. Y tuvo éxito: el 23 de septiembre pasado el tribunal de primera instancia condeno al semanario a publicar excusas y a pagarle 10 000 euros de perjuicios. Por primera vez en la historia de Polonia una corte polaca condenaba a la jerarquía católica romana a pedirle públicamente excusas a una mujer por no respetar su decisión de practicarse una I.V.E. conforme a lo estipulado por las leyes de su país.

Por su puesto la jerarquía no pudo aceptar el veredicto y apeló. Un proceso de apelación tiene que tratar vicios de forma, por lo que la estrategia del semanario diocesano consiste en poner en tela de juicio la legitimidad en Polonia de la jurisprudencia de la CEDH, ya que esta no publica sus sentencias en polaco sino solamente en francés e ingles. La joven jueza del tribunal de primera instancia ha sido objeto de denigración y se le ha acusado de interpretar de manera abusiva el fallo de la CEDH. Se alega que el Concordato como tratado internacional tiene prioridad legal. Se afirma que el veredicto del tribunal de
primera instancia no tiene en cuenta la opinión publica dominante en Polonia, se invoca la falta de definición del concepto de “discurso de odio”, se invoca igualmente el principio de subsidiaridad para  defender los privilegios de la Iglesia católica polaca frente a la universalidad de los Derechos humanos, se alega la libertad de expresión y el derecho a comentar fallos de la CEDH,etc….Monika Karbowska, feminista franco-polaca realizo un análisis mas detallado del caso desde la perspectiva de la defensa de Alicjia. Si desea recibir este documento de siete paginas, favor solicitarlo.

Este caso es emblemático para la lucha del fundamentalismo religioso contra la separación de la religión y la política. Una victoria de Alicjia no solamente significaría un paso adelante para los derechos de las mujeres en Polonia y en Europa, y se condenaría una vez mas la instrumentalización de la Shoah para oponerse a los derechos reproductivos de las mujeres, sino que también se avanzaría en la institucionalización del Estado laico en Europa. Polonia es miembro del Consejo de Europa. Lo que esta en juego aquí es el respeto de los mecanismos europeos para implementar los derechos humanos. Lo que esta en juego es la lucha entre una Europa política laica y un continente “cristiano”.

Amicus Curiae (cartas de “amigos de la Corte”) deben ser enviadas 

MENCIONANDO Gosc Niedzielny vs. Alicjia Tysiac a:

Sad
Apelacyjny
Al.W.Korfantego
117/119
40-156
Katowice
Polonia

No olvide enviar una copia electrónica de su carta a Elfriede Harth (e.harth@yahoo.com) antes del 10 de Febrero. Se incluirá en la carpeta de documentos que se le entregara a los periodistas en la rueda de prensa que el Comité de Apoyo organizara el 19 de Febrero.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...