Apoya la Universidad de Buenos Aires despenalizar el aborto

El máximo consejo de la universidad emitió una resolución en ese sentido; votaron a favor 23 de 25 miembros

Buenos Aires, 12-08-2010

La Universidad de Buenos Aires mostró contundentemente ayer que opina distinto de la Presidenta. Mientras Cristina Kirchner hizo explícita su postura contraria a la despenalización del aborto, el máximo órgano de gobierno de la UBA firmó una resolución para apoyar la despenalización de ese acto quirúrgico, cuyo debate está pendiente en el Congreso.

Con 23 votos a favor, uno en contra y una abstención, el Consejo Superior presidido por el rector de la UBA, Rubén Hallú, apoyó la resolución que había sido presentada por representantes de los estudiantes.

La medida, que no es vinculante para el Gobierno representa, sin embargo, un frente más de batalla en un tema tan polémico.

Hallú no votó, pues el rector sólo define en caso de empate, pero su presencia allí lo puso en medio de un pronunciamiento que, según fuentes universitarias, podría terminar perjudicando a la UBA, llegado el caso de que el gobierno nacional decidiera demostrarle su desagrado mediante el recorte de partidas.

"Hoy la realidad muestra que se aborta y que el aborto es un delito. En términos políticos se afirma que este país no es abortista, pero sí lo es, porque la ley prevé excepciones, como cuando hay peligro de vida para la madre", dijo la decana de Derecho, Mónica Pinto.

"Aunque suene como una obviedad, tener un hijo es algo maravilloso"; por eso, "abortar debe ser una decisión que a uno lo afecta toda la vida", dijo la decana al expresar su apoyo a la despenalización. Pinto agregó que el peso de una determinación como ésa es mayor si, además, "se suma la violencia social de cometer un delito" y que "no todo lo que afecta la moral requiere una sanción" penal.

Los consejeros votaron después de tres horas de una acalorada discusión sobre la crisis del Colegio Nacional de Buenos Aires. En todo ese tiempo, fue el único momento en el que parecieron escucharse unos a otros.

La resolución firmada fue producto de una síntesis entre dos textos: uno aprobado por la Universidad Nacional de Córdoba y otro analizado y avalado por el consejo directivo de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Así lo explicó en la reunión de ayer el decano de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, Alberto Baberis.

El único voto contrario al apoyo a la despenalización del aborto fue el de Rodolfo Rothlin, del claustro de profesores. Rothlin, que es médico, expuso que su postura responde a sus creencias biológicas sobre el momento en el que se inicia la vida. "No me siento mal por ser el único que votó en contra porque yo no quiero convencer a nadie", dijo, y agregó: "Como médicos, nosotros defendemos la vida. Sólo pido que como quien ejecuta un aborto es un médico pueda no hacerlo en el caso de que considere que está atentando contra la vida".

Federico Schuster, ex decano de Ciencias Sociales y consejero por el claustro de profesores, dijo que este tema "pone en acto los saberes universitarios". "Casi con total certeza diría que ninguno de los que acá votamos por esta resolución está a favor del aborto. Sería mejor que no hubiera aborto, porque significa un daño que debe afrontarse durante mucho tiempo", acotó.

El decano de Agronomía, Roberto Golluscio, preguntó si se votaba en nombre personal o en representación de las facultades que ellos conducen. "En mi facultad no analizamos este tema y no sé cuál es la postura de los demás miembros del consejo directivo", dijo. Hallú le respondió que cada consejero votaba a título personal.

Sergio Caletti, decano de Ciencias Sociales, aclaró que votaba a favor en nombre propio y en representación de su facultad, donde se debatió este tema, aprobado allí por unanimidad.

"Quiero expresar mi beneplácito por haber podido debatir esto como lo hicimos en la comisión en la que estuve", dijo Mariano Heller, consejero por el claustro de graduados. "Aún no tengo claro si el aborto es un derecho exclusivo de la madre, pero los argumentos que presentó la consejera Casal me convencieron de firmar esta resolución", dijo respecto de María Laura Casal, representante de los estudiantes., quien sostuvo que, como "luchadora" de una organización por los derechos de las mujeres, estaba muy contenta. "Se empiezan a ver los frutos de una lucha de hace varios años y para la cual una de las principales trabas es la Iglesia", dijo.

La posición

 

  • Modificación legal. El Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires emitió una resolución en la que reclama "un cambio en la legislación nacional en el sentido de la despenalización de la interrupción de los embarazos".

 

  • Respaldo a legisladores. En ese documento se apoyó el proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados para liberalizar el aborto.

 

  • Fundamentos. Se afirmó como principal argumento para apoyar el aborto que "la profundización de la democracia implica plantear los derechos individuales y colectivos como ejes de la equidad social, que, en este caso, permite la discusión de decidir sobre el propio cuerpo".
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...