Apostasía estancada

La página web del Ayuntamiento de Rivas -Vaciamadrid (IU) todavía ofrece el servicio. "Derecho de cancelación de los datos de carácter personal ante la Iglesia Católica".

Así reza el anuncio del servicio sobre la apostasía civil, después de casi dos años bloqueado, a la espera de que el Tribunal Constitucional conteste aun recurso del que toda- vía ayer no se tenía constancia.

La espera de los desencantados con la Iglesia es similar a la de otros litigios. El 19 de septiembre de 2008 el Tribunal Supremo cortó la vía ripense para borrarse del censo oficial de creyentes. La sentencia fue la respuesta a un recurso del Arzobispado de Valencia contra un fallo de la Audiencia Nacional que daba viabilidad a ser retirado de los libros de bautismo. La resolución del Supremo consideraba que los libros de bautismo no podían ser considerados como ficheros. "No están ni sistematizados ni informatizados y se establece que son una especie de archivo histórico", señala José Luis González, responsable de la Oficina de Derechos y Libertades de Rivas.

La Agencia de Protección de Datos, que llevaba el proceso de cancelación de los datos personales de los libros de bautismo, interpuso recurso de amparo ante la sentencia. Ayer, la Agencia aún no tenía constancia de una nueva re- solución. "Son casi dos años en los que la ciudadanía se encuentra con su derecho bloqueado por la Justicia", señala un portavoz municipal de la localidad ripense. Hasta el momento en que se dictó la sentencia, la Agencia gestionó 650 solicitudes y dejó pendientes 557 más.

"Todavía hay algún despistado que s e pasa por aquí a apostatar", explica González. "Incluso ha llamado una ciudadana alemana, nacida en España". Durante el año 2009 recibieron la visita de 30 personas que querían renunciar a una fe que nunca asumieron como propia. Otras 28 más lo hicieron a través del teléfono. "Llaman desde todas las provincias de España, el goteo es constante", explica González. De hecho, este año otras 15 personas han acudido ala oficina y otras 35 lo han hecho por teléfono. "El número de expedientes iniciados es cero, claro", señalan. "Si la vía del Constitucional no prospera, el caso seguirá en el Tribunal de Estrasburgo".

EL APUNTE

Sigue abierta la vía del Derecho Canónico

Salirse de la Iglesia siguiendo los dictados eclesiásticos es un largo proceso burocrático que puede durar un año. La solicitud debe cursarse en la parroquia en laque uno fue bautizado y en el obispado o arzobispado correspondiente. "A partir de ahí la Iglesia envía una carta advirtiendo al interesado de las consecuencias que tiene iniciar la apostasía y puede concertar una serie de entrevistas y otros procesos burocráticos que suponen invertir mucho tiempo", señala José Luis González. Cuando Rivas estableció el servicio de cancelación a través de la Agencia de Protección de Datos, las peticiones se multiplicaron por siete.

LAS CLAVES

1 "Fichero" La Agencia de Protección de Datos considera que la sentencia del Supremo vulnera el derecho sobre datos personales al limitar el concepto de fichero a algo sistematizado.

2 Anotación Tomar la vía del Derecho Canónico supone que tras todos los trámites, el párroco correspondiente procede a anotarlo en el libro de bautismos, pero no se borra a nadie.

3 Motivos Las cuestiones teológicas no son el único precursor de los apóstatas. El papel activo de la Iglesia en temas políticos como el aborto o los matrimonios gays también influyen.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...