Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

apostasia.es considera la sentencia de la Audiencia Nacional como una primera victoria judicial

Ante la noticia de que una sentencia de la Audiencia Nacional desestima el recurso presentado por el Arzobispado de Valencia contra una Resolución de la Agencia Española de Protección de Datos que instaba al Arzobispado a anotar en el Libro de Bautismos el hecho de que una persona había ejercido el derecho de cancelación de sus datos de carácter personal, desde la web apostasia.es hacemos pública la siguiente nota de prensa:

Esta sentencia es nuestra primera victoria judicial en el camino al reconocimiento de nuestro derecho fundamental a la protección de datos y a la libertad de conciencia y religiosa. Asimismo, esta sentencia pone en evidencia que la Ley debe ser cumplida por todos y todas, incluida la Iglesia Católica. Por encima de todo ha de prevalecer el respeto a los derechos fundamentales de las personas, los cuales no pueden ser vulnerados en virtud de los privilegios de que goza la Iglesia Católica a raíz de los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede.
Esta sentencia seguramente marque la pauta que seguirán el resto de sentencias de la Audiencia Nacional en relación a los más de 109 recursos que la Iglesia Católica ha presentado contra las Resoluciones de la Agencia Española de Protección de Datos.
Conviene remarcar que esta sentencia es un primer paso, ya que, de momento, desestima el recurso que presentó la Iglesia Católica contra la Resolución de la Agencia Española de Protección de Datos. Estamos aún pendientes de una futura sentencia sobre el recurso que nosotros mismos presentamos contra la Resolución de la Agencia, puesto que no nos contentamos con que se realice una anotación en el Libro de Bautismos. Lo que nosotros solicitamos en su momento y pretendemos conseguir es que se supriman por completo nuestros datos personales.
De los argumentos jurídicos esgrimidos en la sentencia, queremos destacar los siguientes:
  1. Los Libros de Bautismos son ficheros de datos de carácter personal y, por tanto, la Ley de Protección de Datos les es plenamente aplicable.
    En efecto, el libro de bautismos es un fichero de datos de carácter personal según lo establecido en la Ley de Protección de Datos, ya que constituye un conjunto organizado de datos de carácter personal, cualquiera que fuere la forma o modalidad de su creación, almacenamiento, organización y acceso. Asimismo se define datos de carácter personal como cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables (como son el nombre, apellidos, día y lugar de nacimiento, nombre de los padres, etc.).
    Si los libros de bautismos son ficheros de datos de carácter personal, entonces es aplicable la Ley de Protección de Datos, la cual garantiza el derecho fundamental de protección de datos de los ciudadanos.
  2. El registro en el Libro de Bautismo constituye "al menos una apariencia" de pertenecer a la Iglesia Católica.
    En efecto, según el Código de Derecho Canónico: "por el bautismo, el hombre se incorpora a la Iglesia" (canon 96), "el hijo cuyos padres pertenecen a la Iglesia latina se incorpora a ella por la recepción del bautismo" (canon 111§1), "son fieles cristianos quienes, incorporados a Cristo por el bautismo" (canon 204§1), "el bautismo, (…) por el cual los hombres son (…) incorporados a la Iglesia" (canon 849).
    De estos cánones se desprende que el bautismo supone la incorporación de los individuos a la Iglesia, y por lo tanto, la inscripción en el libro de bautismos constituye auténtica prueba o, al menos apariencia, de la pertenencia a dicha confesión. La negativa de la Iglesia a suprimir los datos personales del Libro de Bautismos supone de facto la adscripción (al menos aparente) forzosa a la confesión católica, vulnerando así el derecho fundamental de libertad de conciencia y religiosa (art. 16.1 de la Constitución Española).
  3. La inviolabilidad de los archivos de la Iglesia no es predicable frente al ciudadano en el ejercicio de su derecho fundamental a decidir sobre sus datos personales.
    En efecto, nos encontramos, por un lado con el mandato de respeto y protección de la inviolabilidad de los archivos de la Iglesia católica (artículo I.6 del Acuerdo sobre Asuntos Jurídicos de 3 de Enero de 1.979 entre el Estado español y la Santa Sede), y, por otro lado, con el legítimo derecho de cancelación de datos de carácter personal de un ciudadano.
    El primero es una obligación derivada de un tratado internacional, que tiene la consideración de norma y forma parte del ordenamiento interno (junto con otros tratados internacionales que explícitamente contemplan la protección de datos de carácter personal).
    Sin embargo, el segundo es un elemento característico de la definición constitucional del derecho fundamental a la protección de datos personales consagrado en la Constitución Española en su art. 18.1. Y respecto a los límites que pueden imponerse a los derechos fundamentales y, en concreto, al derecho a la protección de datos, cabe destacar, que un derecho fundamental sólo podrá ser limitado por la existencia de otros derechos fundamentales y bienes jurídicos constitucionalmente protegidos. Por el contrario, se considerará vulnerado si se limita debido a la existencia de intereses o bienes jurídicos de rango infraconstitucional, como pretende en este caso la Iglesia Católica.
Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Apostasía, entre lo personal y lo político

La sociología de la religión de los siglos XX y XXI ha invertido grandes esfuerzos en descifrar la…
Total
0
Share