APB denuncia «insultos y escrache» tras presentar una moción en defensa de la laicidad en el Ayuntamiento de Boadilla

El 28 de octubre de 2016, en el Pleno del Ayuntamiento de Boadilla el Grupo Municipal Alternativa por Boadilla presentó una iniciativa que generó una gran polémica y enfrentamiento con el Grupo del Partido Popular.

La moción fue incluida en el primer punto del orden del día bajo el epígrafe Reconocimiento de la laicidad de nuestro Ayuntamiento, «una moción que como puede comprobarse, es absolutamente respetuosa con la libertad religiosa y las tradiciones de nuestro municipio», argumentan los independientes.

«El Salón de Plenos estaba completamente ocupado, hecho que no es habitual, por personas, entre las que destacaban los Presidentes y representantes de todas las Hermandades y Agrupaciones católicas del municipio». Según la opinión del grupo municipal APB, «estas personas se habían coordinado previamente con el Partido Popular, dado que el Portavoz, Raimundo Herráiz, leyó en su intervención una carta de estos colectivos donde pedían la retirada de la Moción del Grupo APB, con los mismos argumentos que expuso el PP para descalificar y rechazar la moción».

Unos argumentos, que los independientes consideran, «estaban muy lejos del fondo y de la forma de la moción, lo que nos hace pensar que ni siquiera la habían leído ni les interesó pedir explicaciones o aclaraciones».

«Sin atender a la exposición de motivos – critican desde APB- , el Sr. Herráiz leyó una declaración previa en la que hacía juicios de valor sobre conductas que recordaban a los silogismos tramposos en los que se llega a una conclusión general falsa a partir de premisas particulares, como por ejemplo: la asistencia de un Concejal de APB a un acto electoral en el que participaba Rita Maestre, le lleva a la conclusión al PP de que APB apoya que Rita Maestre se desnudara en una capilla de la Universidad. O sea, que APB con esta moción, apoya que la gente se desnude y se profane un templo. Esto demuestra el poco rigor intelectual, la manipulación y el manejo torticero por parte de dicho Portavoz de los argumentos, que llevaron a que gente de buena fe, asistiera a un pleno con la creencia de que, con su presencia, podían impedir la tropelía que allí se iba cometer, es decir, la supresión de sus tradiciones, procesiones y del ejercicio de su derecho de la libertad religiosa».

Entre otras palabras del Papa que fueron utilizadas por Los Independientes de Boadilla en defensa de su moción, se hizo apelación a otras manifestaciones del Papa Francisco, del mes de mayo de 2016: “Un Estado debe ser laico. Los confesionales terminan mal. Va contra la Historia”. «Palabras que no fueron suficientes para que el Partido Popular terminara criticando falazmente la moción, que exclusivamente ponía de manifiesto que el Estado se rige por una Constitución en cuyo artículo16.3 reconoce que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Los aplausos a las intervenciones del Portavoz del Grupo Popular y el insulto al Portavoz del grupo Alternativa por Boadilla (actuación que está taxativamente prohibida en el reglamento) retrata el estilo torpe, antiguo, antidemocrático y sectario de este grupo en Boadilla; partido que parece ser el último guardián de las esencias católicas preconciliares en nuestro municipio».

Otras de las argumentaciones utilizadas por el Grupo Municipal APB en defensa de su moción, fueron igualmente las palabras del Papa Francisco, de 27 de julio de 2013, en el que manifestó: “La convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad”.

Según Alternativa Por Boadilla, su moción viene a criticar «la actitud activa del Ayuntamiento, que suplanta y promueve todos los actos religiosos que se celebran en el municipio, en los que bajo las directrices del alcalde, Sr. González Terol, se organizan e invitan oficialmente a todas las misas y celebraciones religiosas católicas, hurtando las iniciativas de la Guardia Civil, que venía organizando El Día de la Virgen del Pilar, su Patrona, de forma independiente al Ayuntamiento».

En síntesis, lo que APB solicitó es que el Ayuntamiento tenga una posición de neutralidad con las distintas confesiones religiosas y de respeto con aquellos que no profesan ninguna, «sin que ello suponga un ataque a ningún colectivo, ni se acabe con la colaboración que se viene prestando a cada una de ellas».

“Fue inadmisible la actitud del Portavoz del Partido Popular y de parte del público, que llegó incluso a llamarnos sinvergüenzas por presentar una moción absolutamente respetuosa con el derecho de libertad religiosa y con la aconfesionalidad del Estado y de nuestro Ayuntamiento, límite que desborda continuamente” declara el Concejal Portavoz de APB, Angel Galindo.


MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL ALTERNATIVA POR BOADILLA PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA LAICIDAD DE NUESTRO AYUNTAMIENTO

Exposición de Motivos:
La Constitución Española establece en su artículo 16.3 que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”.
El Ayuntamiento de Boadilla, como institución referente de todos los boadillenses, debe tener como objetivo democrático fomentar la libertad de conciencia y la independencia de nuestra institución de cualquier confesión religiosa o ideología particular, respetando así la pluralidad religiosa, las convicciones y creencias del conjunto de la ciudadanía de este municipio.
Para el Grupo Municipal Alternativa por Boadilla la laicidad de nuestro Estado y de sus instituciones es ante todo un principio de concordia de todos los seres humanos fundado sobre lo que une, y no sobre lo que los separa. Este principio se realiza a través de los dispositivos jurídicos de la separación del Estado y las distintas opciones de conciencias agnósticas o ateas y la neutralidad del Estado con respecto a las diferentes opciones de conciencia particulares, de tal forma que lo que se pretende es un orden político al servicio de los ciudadanos, en su condición de tales y no de sus identidades étnicas, nacionales o religiosas.
No es menos importante resaltar que una parte importante de nuestra población se viene pronunciando en sus relaciones de forma crítica al ver cómo su Administración más cercana se decanta por potenciar y fomentar creencias religiosas, manteniendo una actitud pasiva respecto de otras y de otros vecinos que viven al margen del hecho religioso.
No será Alternativa por Boadilla la que pueda ser señalada de fomentar el frentismo o de favorecer a unas confesiones religiosas en nuestro municipio respecto a otras, o de fomentar el ateísmo, puesto que como todos ustedes saben, a propuesta del Grupo Alternativa por Boadilla, el Ayuntamiento ha participado en la rehabilitación de edificios religiosos históricos de nuestro municipio a través de Convenios de Copago, suscritos en el año 2005 y posteriores, tanto para la rehabilitación del cementerio parroquial y de la Iglesia de San Cristóbal. Pero igualmente hemos apoyado el mantenimiento de la Iglesia Evangélica en una parcela municipal y lo haríamos con cualquier otro colectivo de cualquier naturaleza que nos lo pidiera.
Creemos que ha llegado el momento para que, desde el respeto a todas las creencias y confesiones que conviven pacíficamente en nuestro municipio, el Ayuntamiento de Boadilla haga lo propio y adopte las medidas, acciones expresas y declaraciones de voluntad que sitúen a nuestro Ayuntamiento en una posición de neutralidad activa en el respeto a la libertad de conciencia de todos nuestros vecinos, con independencia de sus convicciones religiosas o creencias.
Baste decir que esta Moción no quiere tener un carácter antirreligioso, ni se decanta por el ateísmo o agnosticismo, ni mucho menos es anticlerical pero sí quiere dejar claro que los Concejales de APB participamos de la concepción de la fe como un elemento particular del individuo, primando la ley como aspecto común sobre cuestiones individuales de conciencia, aspecto que deben respetar todos las poderes públicos.
Desde esta perspectiva, compartimos la definición del Laicismo que hizo el Doctor, Filósofo y Catedrático de la Escuela de Estudios Políticos de París, Henri Peña-Ruiz que lo definió de la siguiente manera: “es la palabra para referirse al ideal de emancipación de la esfera pública con respecto a cualquier poder religioso o, en un sentido más amplio, de toda tutela del Estado que, siendo democrático, ha de ser de todos y no sólo de unos algunos”.
Como tiene dicho el profesor Peña-Ruiz en sus distintos trabajos, la laicidad descansa sobre tres principios básicos fundamentales: la libertad de conciencia que incluye la libertad religiosa, la igualdad de derechos y la universalidad de la acción pública, que motivan y dan sentido a nuestra iniciativa política.
Entendiendo pues que la Laicidad es ya un valor universal que incide directamente en la libertad de conciencia de todos nuestros vecinos, es el momento de que nuestro Ayuntamiento, tras más de 38 años de vigencia de nuestra Carta Magna, se posicione públicamente.
Por todo ello, el Grupo Municipal Alternativa por Boadilla, somete al Pleno la siguiente

PROPUESTA DE ACUERDO

Primero.- Por parte del Ayuntamiento de Boadilla se promoverán campañas informativas sobre el significado de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Libertad de pensamiento y de conciencia y, por lo tanto, de libertad religiosa teniendo siempre presente el principio constitucional: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”.
Segundo.- Que el Ayuntamiento se comprometa a no promover actos institucionales de carácter religioso, limitándose exclusivamente a promover actos de carácter civil y público.
Tercero.- Que el Ayuntamiento de Boadilla del Monte adecúe sus reglamentos municipales de honores y protocolos a la no confesionalidad del Estado.
Cuarto.- Las Autoridades Locales y el personal de la Administración Municipal no mostrarán en el ejercicio de su cargo ni de sus funciones sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas.
Quinto.- En el marco de sus competencias, y en materia de Educación, el Ayuntamiento de Boadilla velará por la laicidad de las enseñanzas impartidas.
Sexta.- Que el Ayuntamiento se comprometa a que en los espacios de titularidad pública dependientes de este Ayuntamiento no existirá simbología religiosa, a excepción de aquellos que signifiquen un bien patrimonial o histórico.
Séptimo.- La Corporación Municipal no se encomendará a santoral, imágenes o rituales religiosos.

Angel Galindo Alvarez
Concejal Portavoz de Alternativa por Boadilla

En Boadilla del Monte, a 10 de octubre de 2016

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...