Apartan a un magistrado de la carrera judicial por negarse a tener un crucifijo en Italia

Luigi Tosti se negó a celebrar juicios durante seis meses El magistrado advierte que acudirá a la Corte de Estrasburgo si fuera preciso

 COMENTARIO: Desde el Observatorio del Laicismo hemos defendido y apoyado a este juez en su lucha por la laicidad en la justicia italiana.
 

Retirado de la carrera judicial por negarse tener el crucifijo en la sala. El Consejo Superior de la Magistratura italiana ha apartado de sus funciones al magistrado Camerino Luigi Tosti. En la vista él mismo se ha defendido aunque tenía derecho a recurrir a un abogado defensor.

Entre mayo de 2005 y enero de 2006, este juez se negó a celebrar ningún juicio porque, decía, el símbolo cristiano presidía la sala de audiencias.

La sección disciplinar del Consejo Superior de la Magistratura considera que el juez realizaba un abandono de sus funciones. Fue juzgado hace tiempo.

En primera instancia fue absuelto en sede penal de esa acusación de omisión de actos oficiales ya que el juez fue sustituido por otro que realizaba los juicios con normalidad.

Pero ahora le llega la condena a ser apartado de la carrera judicial. Tras conocer la sentencia, Tosti ha dicho que hoy se escribe una página negra en la historia de la laicidad de Italia.

Por supuesto ya ha anunciado que recurrirá la sentencia y que piensa llegar hasta la Corte de Estrasburgo si fuera preciso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...