Antonio Hernando declara a ELPLURAL.COM que se elimina EpC para complacer a la Iglesia y los sectores reaccionarios

El Gobierno anula las referencias a temas sociales sensibles, como la homofobia, el racismo y la xenofobia

La decisión del Gobierno de erradicar la asignatura Educación para la Ciudadanía es vista desde el PSOE como un intento del Partido Popular de dar satisfacción “a la Conferencia Episcopal Española y a los sectores más reaccionarios” del país. Después de su guerra abierta contra el contenido de esa materia, el Ejecutivo de Mariano Rajoy le ha dado “la última estocada” este viernes en el Consejo de Ministros, en opinión del socialista, Antonio Hernando, secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica”, quien en declaraciones a ELPLURAL.COM ha precisado que esos sectores “nunca admitieron que, en este tema, España tenía que ser igual que el resto de países de nuestro entorno”.

La “estocada” a la asignatura a la que se refiere Hernando, este viernes en el Consejo de Ministros, ha quedado desdibujada por la repercusión de la rueda de prensa ofrecida por Mariano Rajoy tras esa reunión para dar cuenta de la gestión de su Gobierno. Pero ciertamente se elimina Educación para la Ciudadanía y se sustituye por una nueva asignatura, Educación Cívica y Constitucional. La noche y el día, en temas como el amor y la sexualidad.

Adoctrinamiento ideológico
El Gobierno ha justificado su reforma, que estará lista y aprobada para el curso 2013/2014, con el argumento de que pretende acabar con el “adoctrinamiento ideológico” del anterior Gobierno socialista. El Consejo de Ministros decidió este viernes no esperar a que estén a punto los cambios y ha aprobado una serie de modificaciones en la aún EpC que recogió el Boletín Oficial del Estado de este sábado y que, por tanto, serán aplicables para el inicio del curso que viene.

Los temas que se carga el Gobierno
El Gobierno elimina en esas modificaciones las referencias a los afectos, las relaciones entre hombres y mujeres o la valoración crítica de la división sexual del trabajo, también los prejuicios sociales racistas, xenóbofos, antisemitas, sexistas y homófobos. Los sustituye por contenidos relacionados con la familia tradicional, los valores fundamentales de la Carta Magna y sus símbolos, y los derechos civiles, políticos económicos y sociales. Quedan fuera, además, las referencias a la pobreza en el mundo, y las limitaciones de los sectores más pobres a la educación.

Sin contenido de tolerancia
En declaraciones a ELPLURAL.COM, Antonio Hernando ha señalado que el Gobierno “ha estado buscando durante meses coartadas para el retroceso o la eliminación de la asignatura, y al final ha decidido dejarla sin los contenidos de tolerancia y respeto que tanto molestaban a su electorado más conservador”.

Wert como Gallardón
El dirigente socialista cree que esta decisión confirma que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, “se ha revelado como uno de los miembros del Gobierno de Rajoy que, junto a Gallardón, se están encargando de aplicar el programa ideológico más conservador y más duro del PP”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...