Ante la negativa del Ayuntamiento de Majadahonda a proyectar «Camino» IU lo hará

ANTE LA CENSURA DE LA PELÍCULA CAMINO POR EL PP, IZQUIERDA UNIDA ORGANIZARÁ SU PROYECCIÓN EN LA CASA DE LA CULTURA DE MAJADAHONDA EL MIÉRCOLES 22 DE ABRIL A  LAS 20 HORAS

En el último Pleno ordinario el PP ha rechazado una moción de Izquierda Unida para que se incluyera de nuevo la película Camino en la programación cultural de abril. La Concejalía de cultura de Majadahonda había programado anteriormente su proyección para el 20 de marzo, pero la concejala Ana Fernández Mallo decidió, sin haber visto la película, suspender su pase “para no herir sensibilidades”.

Camino fue la gran triunfadora de la última gala de los Goya, obteniendo hasta seis premios, el de mejor película y mejor director entre ellos. Javier Fesser, su guionista y director, ha hecho público un comunicado en el que califica la decisión de la concejala de “grave agresión a la imagen de la obra y de sus autores, que nos retrotrae a épocas  donde la censura determinaba qué manifestaciones artísticas podían ver la luz y cuáles no”

Para Izquierda Unida  se trata en efecto de una intolerable aplicación de la censura que atenta  contra la libertad de conciencia y contra la libre expresión cultural por motivos de índole religiosa.

El PP fomenta así la intolerancia de quienes no quieren ver la película ni permiten que la vean los demás en un espacio público, intentando de este modo imponer sus creencias y reinstaurar la censura franquista dominada por el nacional-catolicismo. Y eso no lo vamos a permitir”. Loles Dolz, portavoz municipal de IU

Izquierda Unida organizará la proyección de la película “Camino” en la Casa de la Cultura el miércoles 22 de abril, a las 20 horas. Está prevista la asistencia de Javier Fesser, director de la película.

CARTA ABIERTA DE JAVIER FESSER, DIRECTOR Y GUIONISTA DE LA PELÍCULA “CAMINO”.

OFENDIDOS DE SÍ MISMOS

El ayuntamiento madrileño de Majadahonda había programado la proyección de Camino, película escrita y dirigida por mí, para el próximo día 20 de Marzo en su Casa de la Cultura. Entonces su concejala correspondiente, Doña Ana Fernández Mallo, recibió tres llamadas a casa, cuatro a su móvil y un correo electrónico de vecinos indignados por tal decisión ya que la película, que por supuesto ninguno de los siete habrá visto, les parece a todas luces ofensiva. No dudo que la visceralidad y violencia de este tipo de mensajes (que por desgracia conozco bien) la forzaran a retirarla precipitadamente de la programación. Es un hecho comprobado que Camino es una película que saca lo mejor de quien la ve y lo peor de quien ha decidido no verla jamás. Los casi 400.000 espectadores que ya han vivido la experiencia emocional de Camino saben que se trata de una preciosa y nítida historia de AMOR. Saben que es una película extremadamente respetuosa y saben que detrás de ella no sólo hay cariño y ternura hacia todos sus personajes sino que además hay una exhaustiva documentación que, por objetiva y moderada, ha incomodado a quienes han sufrido en piel propia el atropello de esa Institución engañosamente llamada Obra de Dios.

Evidentemente el ayuntamiento de Majadahonda es libre de programar las actividades culturales que considere más adecuadas, el problema es que si decide desprogramar una de ellas , máxime si el argumento esgrimido es que puede resultar ofensiva para sus vecinos, está vertiendo un juicio de valor peligrosísimo sobre la misma. No sólo porque es una grave agresión a la imagen de la obra y de sus autores, sino porque nos retrotrae a épocas donde la censura determinaba qué manifestaciones artísticas podían ver la luz y cuales no.

Mi reacción ante tan sorprendente decisión fue dialogar con la concejala y entregarle una copia de la película para que decidiera por sí misma y no por terceras personas. La señora Fernández accedió amablemente y se comprometió a reconsiderar su decisión a partir del visionado. 10 días mas tarde del esperado acontecimiento me felicita personalmente por lo que considera una excelente película y reconoce no haber encontrado ningún detalle, palabra, imagen, sonido, mirada o gesto en la película al que agarrarse para seguir sosteniendo lo que a mi siempre me pareció insostenible. Porque en Camino no hay absolutamente nada construido para ofender, agraviar o maltratar a nadie. Nada. Afirmar que Camino ofende a los creyentes es la misma calumnia que asegurar que la Lista de Schlinder ofende a los judíos. Entiendo la angustia de la concejala en este incómodo callejón en el que cualquier político habría deseado no introducirse jamás. Me solidarizo con ella y agradezco sus amabilísimas palabras pero, si lo que pretende con su decisión de no “menear más las cosas” es que comprendamos que políticamente no puede dar marcha atrás, yo no voy a ser capaz de comprenderlo ni mucho menos de admitirlo. Aunque a modo de parche nos proponga proyectarla posteriormente en otro salón municipal.

Poner en tela de juicio la honestidad de un proyecto es muy delicado y causa un daño de difícil reparación. Aunque se haga amablemente. Y Doña Ana Fernández Mallo ha decidido no disipar la sombra de duda que arrojó sobre una película honesta y sincera dando amablemente la razón a los que odian verse retratados en cualquier formato y lugar. Porque es muy triste reconocer que son ellos precisamente quienes llevan décadas difamando el nombre de Dios haciéndonos creer que es éste un ser castigador e intransigente al que es fácil ofender en cuanto uno se afloja medio centímetro el cilicio. Los mismos que disfrazados de pobres víctimas acosadas siguen cortando el bacalao y decidiendo lo que está bien y lo que no. La señora Fernández Mallo sabrá lo que hace y tendrá sus motivos para haber ofendido (aunque no haya sido su intención) la inteligencia de la inmensa mayoría de los vecinos de Majadahonda que, al contrario que los otros siete, no tienen el número de teléfono de su casa ni de su móvil.

Javier Fesser, Director y Guionista de la película CAMINO

17 de marzo de 2009

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...