Ante la convocatoria electoral: defendamos la libertad de conciencia y la igualdad

La convocatoria de nuevas elecciones ha abierto una carrera electoralista donde los partidos políticos, los de siempre y los de más reciente aparición, están confrontados a un fuerte desencanto y decepción ciudadana sobre las aspiraciones por el cambio de hace unos años y ello en un contexto de problemas estructurales sin resolver, como el aumento de la desigualdad social del cual ha alertado la OCDE.

Igualmente, en  la crisis política catalana, los derechos fundamentales de las personas están siendo cuestionados por la constante amenaza a la utilización de la fuerza, haciendo aparecer como sospechosos los discursos que abogan por una salida política y dialogada en Cataluña en la que  las aspiraciones independentistas, federalista o de otro tipo deberían resolverse por medios democráticos y por cambios constitucionales, pero hoy lo que predomina son los discursos de fuerza y el llamamiento a la ”unidad de España” aparece como ardid electoral, fomentado  el reaccionarismo finisecular español y el fortalecimiento de partidos neofascistas controlados por sectas ultra católicas y que son ya y pueden ser, en el futuro, árbitros para la gobernabilidad.

Más allá de estos problemas relativos a la restricción de libertades públicas e individuales y a la amenaza de un neo autoritarismo de Estado, Europa Laica, como asociación que defiende la libertad de conciencia en nuestro país, plantea a los ciudadanos, que vote a quien se vote, o gobierne quien gobierne, se exija a los partidos políticos y a los gobiernos algunos asuntos importantes que, como el laicismo, se deberían tener en cuenta para avanzar en el interés común:

  • El reforzamiento de la economía social y los servicios publico universales, hoy amenazados por las privatizaciones y los recortes, en un país donde la desigualdad social ha crecido más y donde persisten altas tasas de desempleo estructural y grandes bolsas de exclusión social. La degradación de los servicios público universales y de las prestaciones sociales esta fomentado el mercado y negocio de la caridad de las iglesias y otras instituciones privadas en lugar del establecimiento de derechos sociales mínimos frente a la exclusión social.
  • El emprender una reforma educativa que tenga como norte la implantación de una escuela laica universal que acabe con la segregación social que hoy impone el actual sistema educativo y con el sesgo doctrinario y confesional del mismo.
  • La denuncia y derogación del Concordato con la iglesia católica como elemento esencial para garantizar la libertad de conciencia y al tiempo acabar con los privilegios que la Iglesia Católica conserva como si fuera una religión de Estado, entre los que se encuentran la financiación del clero.
  • La promulgación de una ley de libertad de conciencia que derogue la ley de libertad religiosa e implante un estatuto de laicidad de las instituciones y refuerce los derechos civiles y las libertades individuales, abriendo la vía a una secularización definitiva de las instituciones públicas.
  • Cambios políticos y constitucionales, de aspiraciones republicanas, que inauguren un verdadero impulso democrático y de representación ciudadana en nuestro país.

Europa Laica ve con preocupación que la mayoría de los partidos de la derecha en España, desde la extrema hasta la pretendidamente liberal, pretendan identificar la historia de nuestro país con la tradición monárquica católica o con el franquismo, despreciando toda la historia civilizatoria del republicanismo y del laicismo, cuyos valores son esenciales para orientarnos en el futuro.

Antonio Gómez Movellán presidente Europa Laica

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...