Andalucía Laica apoya las movilizaciones contra la denuncia de abogados cristianos a sindicalistas de CGT por «ofensa a los sentimientos religiosos»

Una vez más los grupos ultracatólicos utilizan el Código Penal para denunciar la libertad de expresión cuando consideran que ofende sus «sentimientos religiosos»

POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN:

JUEVES 17, A PARTIR DE LAS 10, CONCENTRACIÓN FRENTE A LOS JUZGADOS DEL PRADO

La empresa de transportes por carreteras AUTOBUSES DAMAS, despidió a varios trabajadores afiliados a CGT en la primavera de 2013, entre las que se encontraba la compañera María Dolores Martín Tenorio. El despido se produjo tras una constante situación de acoso y discriminación hacia la trabajadora, por su orientación sexual, así como tras todo tipo de tratos despectivos y vejatorios por parte de los directivos de la empresa.

En respuesta a estos despidos, CGT organizó múltiples actos reivindicativos, denunciando la actitud empresarial, entre la que se encontró la procesión en Sevilla de la Anarcofradia del Santísimo Coño Insumiso y del Santo Entierro de los Derechos Sociolaborales, el día 10 de abril del 2.014, al cumplirse un año desde el despido de la compañera, que se produjo el 8 de abril del año anterior.

Por otra parte, en la manifestación unitaria del 1 de mayo de 2014, varios movimientos feministas de Sevilla sacan a las calles la procesión de la Hermandad del Santísimo Coño Insumiso, declarando de esta forma la insumisión de estos movimientos a la explotación y la precariedad laboral a la que las mujeres son sometidas a diario. Reclamando de igual forma que “Nuestras vidas y nuestros cuerpos no son mercancías en manos del poder político y económico, del gobierno, la patronal, la iglesia católica o los machitos y machotes”.

Como antecedentes a estas acciones de luchas sociales feministas, el 8 de marzo del año anterior, año 2013, se realiza en Málaga la procesión del “santo Chumino Rebelde”, donde se abordaban entre sus reivindicaciones temas como el aborto, la violencia machista, la prostitución o la «segregación sexual» en los colegios.

Contra estas manifestaciones de lucha por derechos fundamentales, y en concreto de las mujeres, así como ejerciendo el derecho a la libertad de expresión, la asociación “abogados Cristianos” emprende una forzada campaña de denuncias contra varios compañeros de CGT, en un nuevo ataque a la libertad de expresión, sindical, contra la mujer y de conciencia, que son archivadas por diferentes entes de la judicatura del Estado español, hasta que la denuncia cae finalmente en un juzgado de la capital andaluza.

El escrito presentado por la acusación solicita la aplicación de la pena máxima prevista para estos asuntos, en este caso de 3 años de prisión, así como una multa de elevada cuantía, por algo tan subjetivo y anacrónico como es ofender los sentimientos religiosos. Tanto el ministerio fiscal como el juez, estiman que hay indicios de haberse cometido el delito tipificado en el artículo 522 y siguientes del código penal, sobre protección a los sentimientos religiosos.

El próximo jueves, 17 de septiembre, hay convocada una concentración de repulsa ante los juzgados del Prado, a partir de las 10:00 horas. La citación para declarar como imputados es a las 10:30, así que ese día tenemos que ser muchos y muchas las que ante estos ataques a la libertad de expresión digamos ¡basta ya! No entendemos como la justicia española del siglo XXI se presta a seguir el juego a estos señores que pretenden convertir a la judicatura para estos casos en un nuevo y renovado tribunal de la Inquisición.

Hartos de estar hartas, exigimos la derogación de los artículos del código penal español relacionados con los sentimientos religiosos (art. 522 al 526), por ser un lastre contra la libertad de expresión, de religión, de conciencia, etc. Representando, además, una herencia viva del mas rancio pasado nacional-católico presente en el cuerpo legislativo del estado, contemplando penas de privación de libertad de hasta seis años.

¡Por la derogación del art. 522 del Código Penal!

¡Contra todo tipo de violencia religiosa!

¡No a la criminalización de los movimientos feministas!

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...