Alto clero intenta destruir al Estado laico

Intenta disfrazarse de Superman para «socorrer» a un corrompido e incapaz Estado mexicano

La construcción de la Universidad Católica de Chiapas “Juan Pablo II” es una evidencia más de que el alto clero intenta destruir el Estado laico para obtener poder; si los congresos locales aprueban la reforma al artículo 24 constitucional, se abrirá la puerta para que sometan también la educación básica, consideró Sara Susana Pozos Bravo, vocal del Foro Cívico México Laico (FCML).

Entrevistada sobre la reforma al artículo 24 constitucional, estuvo en desacuerdo con el apoyo del gobierno para la construcción de esta Universidad -en la comunidad de Laguna Seca del municipio de Berriozábal y cuya inversión es superior a los 11 millones de pesos de acuerdo a la Arquidiócesis capitalina-.

La Iglesia Católica dice ofrecer educación ante una “emergencia educativa nacional”, pero no se trata más que de una estrategia para recuperar la feligresía perdida en los últimos años, cuando las religiones evangélicas han crecido “a pasos agigantados”.

“Se dieron cuenta de que una forma de parar su decadencia es ir hacia la niñez y la adolescencia, pues un niño es incompetente porque no comprende lo que es verdadero o no, e incapaz porque no puede decidir voluntariamente qué religión profesará, sólo acepta lo que sus mayores le dan”, apuntó Pozos.

UNA NEGOCIACIÓN

Acompañada de Marco Soto Rodríguez, también vocal del FCML, dijo que la reforma al artículo 24, aprobada por el Senado de la República el pasado 28 de marzo, es fruto de una negociación entre los legisladores Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los jerarcas católicos, para que éstos ganen poder a cambio del apoyo absoluto al candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

Ésta “mal llamada reforma”, advirtió, pone en la cuerda floja la democracia, porque atenta contra los principios fundamentales de la libertad jurídica y la no discriminación, al reconocer el concepto de la “libertad de convicciones éticas”, no existente en las constituciones de otros países ni en los tratados internacionales.

CONVICCIONES ¿ÉTICAS?

De elevar a rango constitucional el precepto de “convicciones éticas”, se daría paso para que los funcionarios públicos y los poderes de gobierno tomen decisiones conforme a lo que, desde su cosmovisión, consideran bueno o malo, dejando un pobre marco de objeción, toda vez que no delimita a qué supuestos será aplicado:

“Por ejemplo, un maestro podría decidir entre enseñar o no una clase sobre sexualidad como lo marca el libro de texto, o limitarse a no hablar de ello por considerar que el tema incita a la promiscuidad; o los legisladores podrían decidir sobre el aborto, no de acuerdo a los derechos y decisiones de las mujeres, sino a partir de lo que creen es bueno.”.

Incluso, la doctora en Relaciones Internacionales, aseguró que la reforma trastocaría la libertad de prensa, pues el Estado decidiría qué información es ética o no para su difusión, conforme a la supuesta libertad de religión que pretende salvaguardar.

ESTADO CORRUPTO… PERO ÉTICO

—En un estado de corrupción, donde hay impunidad, violencia, inseguridad y desempleo quieren introducir un concepto de ética. ¿Cómo un Estado corrompido establecerá lo que es bueno para cada uno de nosotros? —intervino Soto Rodríguez.

Entonces, como el gobierno es “incapaz” de ello, la Iglesia Católica tomará su traje de Superman, y con la facultad de manifestarse en “espacios públicos” que esta reforma le otorga le ayudará a enseñar buenos valores y principios a una sociedad en putrefacción, empezando en las escuelas, con los niños y jóvenes.

EDUCACIÓN RELIGIOSA

Y es que el artículo 24 “renovado” permite manifestar las creencias religiosas tanto en público como en privado, “y eso incluye las calles, los edificios gubernamentales y paraestatales, y las escuelas públicas”, por lo que no será raro que los sacerdotes den misa en las aulas escolares o enseñen catecismo antes del recreo, sostuvo Sara Pozos.

—¿Por qué hablar de los sacerdotes y no los pastores?

—Porque son mayoría; porque la reforma nació de ellos; porque la mayoría de los actuales maestros son católicos; y porque cuentan con el apoyo de los gobiernos para poseer bienes… ¿no están construyendo ya universidades?

LOS RIESGOS EN CHIAPAS

Y en un estado pluricultural como Chiapas, donde convergen diferentes asociaciones religiosas, esta situación elevaría el número de conflictos políticos y de intolerancia religiosa -apuntó-, “inclusive, podría desatarse una problemática tan grande como la que sucedió en 1994 con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)”.

—Sin duda, están destruyendo la Constitución, la modificación al 24, significa un retroceso de 150 años, desde que Benito Juárez logró con sus leyes de Reforma quitarle el poder a la Iglesia Católica… ¡Sería lamentable que los Congresos estatales la aprobaran! —enunció Marco Soto.

EL SUR ES LA CLAVE

La representante del FCML, integrado por más de 700 asociaciones religiosas, dijo que confía en que los poderes legislativos estatales del Sur del país levanten la mano, pero para rechazar la reforma, toda vez que representan entidades donde la Iglesia Católica tiene menos influencia política y religiosa.

La reforma constitucional –detalló- fue aprobada en días pasados por los congresos de Hidalgo y el Estado de México; y rechazada por Baja California Norte y Morelos. Mientras en Coahuila se discute en comisiones legislativas. Al Sur del territorio nacional, incluido Chiapas, será discutida antes de concluir mayo.

Finalmente, Marco Soto Rodríguez anunció que los representantes del FCML viajarán a Washington (Distrito de California), Estados Unidos, para presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) más de dos mil 500 quejas de ciudadanos inconformes por esta reforma, en busca de justicia internacional.

Archivos de imagen relacionados

  • Sara Marco ForoC MEX Laico
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...