Almeida también corrige a Carmena por Navidad: más presupuesto, más calles iluminadas y belén en Alcalá

Carmena mantuvo el belén en el interior del Ayuntamiento y lo único que hizo fue cambiar el belén figurativo de la Puerta de Alcalá por adornos florales luminosos.


Navidad, renovada Navidad. Salvo en la instalación de las luces. La misma empresa que desde 1973 ha colocado las bombillas de colores que alumbran las calles de Madrid de finales de noviembre al 6 de enero volverá a hacerlo este año en el que el Ayuntamiento de la capital ya ha anticipado que habrá cambios en la celebración de las fiestas respecto a la programación de Manuela Carmena.

Iluminaciones Ximénez ha sido de nuevo la empresa adjudicataria y de hecho la única participante en el concurso público del contrato para montar y desmontar los adornos, cadenetas y abetos alimentados con electricidad. Por hacerlo recibirá en total tres millones de euros, unos 667.000 euros más -un 27,7%- que en la pasada campaña.

Este incremento en el presupuesto se debe a que el nuevo equipo de Gobierno al frente del Palacio de Cibeles, una coalición formada por Cs y PP, ha decidido extender las luces «a un importante número de nuevos emplazamientos». Además, según apuntan en el Área de Obras y Equipamientos, la gran novedad será «la incorporación de motivos con diseños tradicionalmente navideños que reflejen el sentido de estas fechas».

La instalación del alumbrado se realiza mediante un acuerdo marco con carácter bianual que precisamente caduca ahora en 2019. En el Ayuntamiento de Madrid confirman que ya se están preparando los pliegos de condiciones para la tramitación del nuevo, que será licitado «en los próximos meses», pero no desvelan si introducirán medidas para tratar de evitar lo que los partidos de la oposición en pasadas legislaturas calificaban como un «monopolio de hecho».

Además de en las localizaciones habituales, Iluminaciones Ximénez tendrá que instalar por primera vez adornos y cadenetas en las entradas a la Plaza Mayor, en Cibeles y Neptuno y en diversas localizaciones de los distritos de Centro, Moncloa-Aravaca, Salamanca, Arganzuela y Tetuán, todos ellos dentro del perímetro de la M-30.

Este año como novedad habrá también árboles iluminadosen el entorno de Atocha, las glorietas de Quevedo, Emilio Castelar, Rubén Darío y Ruiz Jiménez;las plazas de Oriente, Alonso Martínez, Castilla, Cuzco, Lima, Cardenal Cisneros, Marqués de Salamanca y Legazpi; las calles Arturo Soria y Montalbán y Madrid Río.

«El proyecto responde a la demanda de los ciudadanos y contribuirá, junto con el resto de la programación navideña municipal, al impulso turístico y comercial de la ciudad, fomentando la actividad económica y el embellecimiento de los espacios públicos mediante un alumbrado singular e innovador, pero al mismo tiempo sostenible gracias al uso de nuevas tecnologías», señalan en el equipo que dirige el alcalde José Luis Martínez-Almeida. De hecho, aunque la empresa que pone las luces siga siendo la misma desde hace 46 años en este tiempo ha tenido que ir sustituyendo las bombillas clásicas por modelos LED.

Entre las novedades de la próxima Navidad está la vuelta del belén figurativo a la Puerta de Alcalá que «Carmena castigó en un almacén», según denunció la responsable de Obras y Equipamientos, la popular Paloma García Romero, en la rueda de prensa de julio en la que anunció su recuperación. Además habrá otros nacimientos luminosos en las puertas de Toledo y San Vicente, la Plaza Mayor y el viaducto de Segovia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...