Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Almeida, muy cuestionado por devolver al callejero a Millán Astray: “Homenajea a los que lucharon contra la democracia”

Rita Maestre censura la actuación del alcalde, al que acusa de hacer “retroceder Madrid”

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha denunciado el cambio de nombre de la calle General Millán Astray por parte del consistorio dirigido por José Luis Martínez-Almeida. Según ha denunciado, “Madrid retrocede años y años” por una decisión que considera “terrible” ya que la ciudad se vuelve “de blanco y negro”. 

Este lunes el Ayuntamiento de Madrid ha restituido el nombre de la calle General Millán Astray. Aunque lo ha hecho por orden judicial, las placas de la maestra republicana Justa Freire, que era el nombre elegido para sustituir a la calle que honra al general franquista y fundador de la Legión, son historia

No será la única, ya que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) obliga al consistorio de Martínez Almeida tras ratificar el pasado mayo las sentencias que anulan los cambios en seis calles por falta de justificación.

Y es que la aplicación de la Ley de Memoria Histórica durante el mandato de Carmena cambió más de 800 vestigios franquistas de la capital. Sin embargo, varios errores cometidos por el Comisionado de la Memoria Histórica a la hora de argumentar su retirada de las calles ha provocado que se reviertan los cambios. Así, las calles volverán al nombre que tenían hasta hace unos años.

 “Se demuestra que Madrid tiene un alcalde que tiene un nulo compromiso con la democracia y con la memoria democrática de la ciudad. Es terrible ver quitar el nombre de una maestra comprometida con las mujeres y sustituirlo por el de Millán Astray”, tachando de mal ejemplo internacional y local que el Ayuntamiento no recurriera la decisión judicial. “No hacer nada es tomar partido”, indica Maestre.

“Nadie se imagina al alcalde de Nueva York, de Londres o de Berlín defendiendo el nombre de un personaje, defensor, impulsor de una dictadura frente al de una mujer defensora de la democracia y de la educación para todos”, asegura. “Es impropio de una ciudad moderna”, dice a modo de conclusión.

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share