Algunas empresas retiran su publicidad de «La Sexta columna» ante la presión de ultracatólicos

Securitas, San Miguel, Ariel y Braun ya se han retirado de este programa.

La ultracatólica Hazte Oir lanzó hace unos meses una campaña para que las empresas retiraran su publicidad del programa "La Sexta columna" tras considerar que se atacaba a los creyentes católicos. La campaña incluía llamadas telefónicas a las empresas y el envío masivo de correos electrónicos para impedir que el programa tenga financiación suficiente y deje de emitirse. Hazte Oir ataca el mencionado programa y la cadena en general:

Los contenidos de programas como La sexta columna, que emite la cadena laicista La Sexta, no dejan lugar a dudas: los creyentes, los símbolos y la jerarquía de la Iglesia católica son para esta empresa objetivo preferido de sus mentiras y sus campañas de difamación.

El mencionado programa ha dedicado un espacio de una hora de duración a presentar a la Iglesia como un nido de negocios ilícitos y de privilegios medievales y a sus representantes, como especuladores, avaros acumuladores de dinero y aun como ladrones.

Pero sus pretensiones no quedan ahí, aspiran a borrar cualquier posible libertad de prensa y de expresión al poner esta acción como ejemplo de lo que les puede ocurrir a cualquiera que favorezca los programas que ellos puedan valorar como contrarios a sus planteamientos:

No se trata solo de impedir un programa dedicado a insultar a los creyentes: se trata de conseguir además que las cadenas que se dedican a agredir las creencias de la mayoría tomen nota y sepan que, si persisten en sus insultos, pagarán un alto precio.

Y se trata de empezar a modificar los hábitos de las empresas anunciantes: deben saber que ya no consentimos más que patrocinen este tipo de programas.

No estamos pues ante una alerta cualquiera, sino que tratamos de hacer frente a todo un modelo de medios de comunicación y de sociedad laicista.

Ante este tipo de acciones cada persona defensora de la libertad de expresión debe saber cómo ha de actuar ante los medios capaces de ofrecer unas informaciones alternativas al pensamiento dominante, y ante las empresas que se dejan dominar por estos ultracatólicos que quieren imponer su visión del mundo a toda costa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...