Algo se mueve en torno a la Mezquita de Córdoba

Desde Europa Laica recordamos nuestra posición para que se restituyan al dominio público los bienes inmatriculados por la Iglesia, y por la titularidad y la gestión pública de la Mezquita con uso civil como monumento.


Después de dos años de reivindicaciones planteadas por la plataforma Mezquita-Catedral, patrimonio de todos/as que dieron la vuelta al mundo, y entre las que se encontraba la restitución del nombre al monumento, el Cabildo informó el pasado 29 de marzo a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía de que usaría la denominación «Conjunto Monumental Mezquita-Catedral». Esta declaración se produjo después de que la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, anunciase que el Cabildo Catedral de Córdoba iba a recibir «un requerimiento» de su Consejería diciéndole que debía «reponer los folletos que informen en su conjunto de lo que es la Mezquita-Catedral», sin omitir lo esencial por lo que fue declarada Patrimonio de la Humanidad y recogiendo el nombre de Mezquita-Catedral y no solo el de Catedral de Córdoba.

Si bien es cierto que la consejera se ha preocupado en recoger una de las inquietudes de la plataforma ciudadana, seguimos esperando que esta actuación sea solo el primer paso por parte de la Junta y no un pacto de baja intensidad con el Cabildo para zanjar el problema.

El diputado del PSOE Víctor Morlán, basándose en el programa político de su partido, subrayó en el debate de la Reforma de la Ley Hipotecaria del pasado año en relación a las inmatriculaciones que «los socialistas queremos que se conozcan cuántas y cuáles son en el plazo de seis meses». Además, se pide que «las inmatriculaciones efectuadas sin la debida justificación documental pasen a formar parte del patrimonio de distintas administraciones para que se recuperen como bienes de dominio público». Ha pasado un año y hasta la presente, la propuesta del citado diputado no ha tenido eco en las responsables del gobierno andaluz, Susana Díaz y Rosa Aguilar.

Junto a la titularidad pública, la plataforma sigue esperando que en la gestión del monumento intervengan las administraciones y no esté solo en manos de la jerarquía de la Iglesia. Por sentido común, la gestión cultural y turística debería depender de las Administraciones públicas y la gestión litúrgica del Cabildo. El ordenamiento jurídico de la Comunidad Autónoma de Andalucía previó esta circunstancia al crear el órgano de cogestión mediante la Orden 2 de abril de 1986, algo que, en el caso que nos ocupa, nunca se puso en marcha.

Mientras nuestros responsables políticos deciden dar el paso, la ciudadanía y sociedad cordobesa siguen interesándose por el debate suscitado por la plataforma. En los últimos meses más de 30 colectivos cordobeses, entre sindicatos, ONGs, asociaciones…, se han adherido a las reivindicaciones de la plataforma. La UCO, a través de su aula de debate, planteó una sesión sobre la titularidad pública del monumento. Al mismo tiempo, diferentes asociaciones de vecinos se han hecho eco del tema invitándonos a participar en sus diferentes actividades sobre la Mezquita-Catedral, al igual que lo han hecho otras entidades culturales, como el Ateneo de Córdoba. También han seguido interesándose distintos medios de comunicación tanto nacionales como internacionales sobre el monumento, sin menospreciar el magnífico interés mostrado por muchos ciudadanos de Córdoba que con diversas iniciativas siguen trabajando en este tema.

Pedimos a los responsables políticos que en su día se manifestaron a favor de las reivindicaciones de nuestra Plataforma, y que hoy en día ocupan puestos de responsabilidad, que sean coherentes y que den un paso adelante en pro de lo que es patrimonio mundial y, por ende, de todos los cordobeses y cordobesas, nuestra Mezquita-Catedral.

* Portavoz de la Plataforma ‘Mezquita-Catedral, patrimonio de todos/as’

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...