Alcaldes hacen coincidir su movilización en Madrid con la visita del Papa

Los alcaldes de los ayuntamientos oscenses de Peralta de Alcofea, Berbegal y Villanueva de Sijena han convocado para el próximo 18 de agosto en Madrid una concentración para reclamar la devolución de los bienes de las parroquias aragonesas que permanecen depositados en Lérida.

Así lo han anunciado hoy en rueda de prensa los alcaldes de estas tres poblaciones altoaragonesas, que han confirmado, además, su decisión de presentar dos demandas canónicas ante la Congregación de Obispos de Roma y el Tribunal de la Rota Romana para denunciar la actitud "rebelde y díscola" del obispo de Lérida, Joan Piris.

El responsable municipal de Berbegal, Miguel Ángel Puyuelo, ha comentado que la concentración tendrá lugar a las 18:00 horas en la Plaza de las Salesas, cerca de la zona de Cibeles donde el Papa tiene previsto oficiar una misa con motivo de su primera jornada de estancia en la capital española.

Puyuelo ha destacado que el objetivo de la movilización "no es ir contra la Iglesia, sino exigir a sus responsables que hagan cumplir sus directrices a sus propios miembros, porque no es de recibo que un obispo desobedezca los mandatos que se le hacen, perjudicando así la imagen de la Institución eclesiástica".

En este mismo sentido se ha pronunciado la alcaldesa de Peralta de Alcofea, Obdulia Gracia, quien ha explicado que la decisión de celebrar la manifestación durante la visita del Papa a Madrid es lograr dar "mayor repercusión" a su demanda de cumplimiento de las resoluciones vaticanas por parte del titular de la Diócesis de Lérida.

La edil ha insistido en que la movilización "no se hace contra su Santidad, sino para pedir que se haga cumplir al obispo de Lérida con los mandatos que se le hacen y la Iglesia pueda recomponer su imagen".

En relación a las demandas canónicas, Puyuelo ha destacado que su presentación se realizará la próxima semana, tras el pleno que tiene previsto celebrar la jornada del martes el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena para oficializar su incorporación a la referida iniciativa jurídica.

El alcalde de Berbegal ha comentado que el objetivo de dichas demandas es exponer ante los tribunales eclesiásticos la actitud "díscola" del obispo de Lérida y los argumentos utilizados para no devolver las piezas propiedad de las parroquias aragonesas.

A su juicio, "no hay ningún impedimento para que el obispo de Lérida se dirija al patronato del Museo de Lérida para recuperar las piezas y devolverlas a sus legítimos propietarios".

Por su parte, la alcaldesa de Peralta de Alcofea ha lamentado unas recientes declaraciones hechas por la representación jurídica del Obispado de Lérida para señalar que desde la Diócesis de Huesca, a la que está adscrito su municipio y el de Berbegal, no se había reclamado en 55 años la devolución de las piezas solicitadas por ambos consistorios.

La edil ha esgrimido una carta remitida en marzo de 1997 por el entonces obispo de Huesca, el fallecido Javier Osés, a su homólogo en Lérida, Ramón Malla, para solicitar la devolución de las piezas de Berbegal y Peralta de Alcofea, y la contestación "evasiva" dada por el prelado catalán en respuesta a la misiva.

Gracia ha denunciado que desde la Diócesis de Lérida "no se está diciendo la verdad con el fin de confundir a la opinión pública y enfrentar a las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña".

Estos alcaldes reclaman el Frontal de Berbegal, una valiosa tabla de principios del siglo XIII; la Tabla de San Pedro en Crucifixión de Peralta; y el pórtico en piedra de la antigua iglesia de El Tormillo".

La movilización convocada y las denuncias canónicas no reivindican sólo los bienes de sus parroquias, sino el conjunto de las piezas reclamadas desde la Diócesis de Barbastro-Monzón.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...