Alcalde y equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Lucía (Gran Canaria) asiste a los actos religiosos en honor a san Rafael

La presencia de concejales del grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana -formado por Fortaleza, Agrupación de Vecinos de Santa Lucía (AV-SLT), Partido Popular (PP) y la edil no adscrita Beatriz Mejías- fue pequeña en los actos religiosos que se celebraron ayer en la parroquia de San Rafael Arcángel. Los políticos que estaban se encontraban divididos en parejas o tríos, con poca o nada comunicación entre ellos después del cruce de declaraciones en las últimas fechas entre unos y otros. La fractura resultó evidente y fue constatada por algunos presentes. «Están juntos, pero no revueltos», comentaron varios vecinos.

El día de ayer fue festivo en el municipio santaluceño por San Rafael Arcángel. Cientos de personas llenaron al mediodía la iglesia de San Rafael, en Vecindario, y decenas esperaban en la plaza durante la eucaristía oficiada por el párroco Antonio Juan López, que estaba acompañado de al menos otros seis curas.

También tuvo lugar la ofrenda de alimentos por parte de los niños y que serán entregados a Cáritas a favor de los más necesitados. Después fue la procesión de la imagen del arcángel, en la que también estaban el alcalde y ediles del grupo de Gobierno pero desfilaban con apenas comunicación entre ellos, por la avenida de Canarias y calles próximas a la plaza de San Rafael.

El alcalde, Santiago Rodríguez, de Fortaleza, optó por no entrar a la iglesia durante la misa y atendió a vecinos en relación a problemas particulares y sobre inseguridad. «No quiero hacer declaraciones sobre las críticas recibidas [por parte de la edil no adscrita, Beatriz Mejías, y del cabeza de lista de AV-SLT]. Quiero estar ajeno a este culebrón», manifestó el regidor, quien estuvo más tiempo acompañado en la plaza por los concejales José Morales, de su mismo partido, y por Rubén Bordón, de AV-SLT.

También estuvieron en la plaza y detrás del alcalde, de José Moreno y Rubén Bordón, durante la procesión, los ediles José Luis Araña y Lucía Rodríguez, ambos de AV-SLT, que tampoco conversaron con los socios de Gobierno de Fortaleza. No fue visto en el lugar Manuel Hernández, concejal de Urbanismo, y líder de AV-SLT.

Eso sí, por momentos, Rubén Bordón, por separado, habló con José Luis Araña y Lucía Rodríguez antes de que comenzara la procesión. Bordón igualmente dialogó unos minutos con el cabeza de lista de Nueva Canarias (NC), Francisco García, ambos solos, quien en otros momentos estaba acompañado por la concejala de NC Nieves García.

Beatriz Mejías estuvo delante de la parroquia, a la espera de que concluyese la eucaristía, tiempo que aprovechó para cambiar impresiones con varios vecinos y trabajadores municipales. Hubo momentos en los que evitó dialogar con el alcalde, quien hace unos semanas tomó la decisión de relevarla como primera teniente alcalde. Mejías comenzó la crisis de Gobierno al calificar de autoritario a Santiago Rodríguez.

Por su parte, Rubén Bordón se desmarcó de la línea de su partido y aseguró a este periódico que «no he tenido ningún problema con el alcalde, ni con el resto de concejales del grupo de Gobierno. No es autoritario».

La edil del grupo mixto, Beatriz Mejías, negó que esté manipulada por AV-SLT, como denunció el miércoles el concejal de Comunicación, Pedro Sánchez, de Fortaleza. «No soy boba», afirmó. Sobre la acusación de Fortaleza de que el partido de Manuel Hernández haya cometido irregularidades, Mejías aseveró que «lo desconozco y, si es así, que lo demuestre».

Los ediles del PP, el otro socio de gobierno, no acudieron ya que Marcos Rufo estaba en el Cabildo y Sergio Vega en el casco de Santa Lucía.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...