Albiol (IU) denuncia trabas de Gobierno, Iglesia y Fiscalía a la investigación de casos de bebés robados

La eurodiputada de Izquierda Unida Marina Albiol denunció este martes en el Congreso de los Diputados que el Estado sigue silenciando a las víctimas de los bebés robados durante la dictadura franquista y hasta bien entrada la democracia, generando todo tipo de obstáculos para que se investiguen los casos.

Albiol forma parte de la misión de investigación del Parlamento Europeo, formada por ocho eurodiputados de diferentes grupos parlamentarios y diferentes países y que responde a las peticiones formuladas durante años por las víctimas, «desesperadas» ante la falta de respuesta de los gobiernos, tanto del PP como del PSOE.

Además de las trabas administrativas, Albiol denunció que la Iglesia Católica, en su momento «cómplice» de esos robos, sigue tratando de «silenciar» los casos.

Subrayó que esos robos se produjeron inicialmente en el contexto de la represión de la dictadura, entregando a los hijos de presas republicanas a familias leales al régimen. Era la época, indicó, en la que el jefe de servicios psiquiátricos del Ejército franquista, Antonio Vallejo-Nájera, buscaba el «gen rojo».

JUSTICIA Y FISCALÍA

Después ese tráfico de recién nacidos se convirtió en un «negocio que movía mucho dinero», explicó, y las víctimas consideran que hubo «miles» de casos.

A pesar de ello, muchos están prescribiendo por el paso del tiempo o se están archivando por la imposibilidad de aportar pruebas, ya que no se pueden investigar. Además, es imposible acceder a los archivos de la Iglesia Católica sin orden judicial, las pruebas de ADN no son gratuitas y son las propias víctimas las que tienen que demostrar la existencia de un delito para iniciar los procedimientos.

Albiol denunció que en su encuentro con el Ministerio de Justicia se ha constatado que todo el peso sigue recayendo en las familias. Son delitos de lesa humanidad, subrayó, y su resolución es «una cuestión de justicia», no de buena voluntad o de cariño por las víctimas.

En otro encuentro de la misión, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, aseguró que esos casos fueron «aislados», no obedecían a un «plan sistemático» y no tenían «nada que ver» con la dictadura.

Sobre esas evidencias, Marina Albiol denunció que la impunidad en España es «excepcional» en Europa, ya que todos los demás países que han vivido dictaduras han acometido procesos para sacar a la luz la verdad y reparar a las víctimas.

La misión concluirá este martes con una encuentro con la Conferencia Episcopal y después, ya de regreso en Bruselas, hará un informe de conclusiones y recomendaciones que trasladará al Gobierno y a las administraciones públicas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...