Alberuela de Tubo demanda al Obispado de Huesca por apropiarse de su ermita

El alcalde, José Manuel Penella, critica que la inmatricularan una vez acabada la restauración sufragada con colectas vecinales y ayudas públicas.

El pequeño municipio de Alberuela de Tubo, de apenas 300 habitantes, ha demandado al Obispado de Huesca por la inmatriculación de su ermita románica de Nuestra Señora del Castillo una vez acabada su restauración con dinero de los propios vecinos y ayudas públicas. Es el segundo proceso judicial abierto de estas características junto a la reclamación de propiedad que ha presentado el mismo obispado contra Ayerbe por la ermita de la Virgen de Casbas, considerada la ‘Capilla Sixtina’ del Alto Aragón por sus frescos del siglo XVIII.

La ermita se ubica dentro del recinto del castillo musulmán, cuyos orígenes se remontan al siglo IX, aunque el templo fue construido en el XVI. El alcalde de Alberuela, José Manuel Penella, asegura que su uso religioso ha sido siempre «mínimo», limitado a la romería del primer domingo de mayo. Además, las obras de restauración han sido sufragadas con colectas de los vecinos y subvenciones de la DGA. «No nos pareció bien que al poco de acabar la rehabilitación el obispado se la inscribiera a su nombre cuando nunca se había preocupado de si se caía o no», critica

Ana Bescós, la letrada de la DPH que presta asistencia jurídica en este caso a Alberuela de Tubo, explicó que el conflicto surge a raíz de la Ley Hipotecaria que hasta el año 2015 permitió a la Iglesia inmatricular de fincas rústicas y urbanas en el registro de la propiedad presentando un simple certificado administrativo de su inventario de bienes.

Tras tener conocimiento de esta titularidad catastral, el Ayuntamiento de Alberuela decidió presentar una demanda que está en fase de contestación por parte del obispado. Se trata de una acción declarativa de dominio para que se le proclame dueño–sostiene que siempre ha tenido la posesión y que el obispado no tenía ni siquiera la llave– y se anule la inscripción registral.

Bescós también lleva la defensa jurídica de Ayerbe en el caso de Casbas y este martes contestó precisamente a la demanda del Obispado, que pide declarar que la ermita le pertenece y que la propiedad corresponde a la parroquia de Ayerbe. A diferencia de Alberuela, aquí no es titular catastral.

La abogada, además, está pendiente de un recurso de apelación contra la sentencia del Juzgado de Boltaña que hace ahora dos años otorgó la titularidad de la ermita de la localidad sobrarbense de Plan a la diócesis de Barbastro-Monzón.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...