Albacete: Los ‘bautizos’ civiles ya están aquí

Si nadie pone objeción al reglamento, en un mes empezarán a celebrarse. Sólo hace quince años que los alcaldes pueden casar; en este tiempo, en el Ayuntamiento de Albacete se han oficiado 2.500 bodas

Menos de cuatro minutos duró la primera boda que se formalizó en el Ayuntamiento de Albacete. José Joaquín y María José, dos testigos de Jehová, protagonizaron ese matrimonio histórico que ofició la entonces alcaldesa Carmina Belmonte, fue el 4 de marzo de 1995.
Mucho ha llovido desde entonces y en estos cinco lustros los matrimonios civiles han ganado mucho terreno a los religiosos, aunque éstos últimos por el rito católico siguen siendo mayoritarios en la provincia.
El año en el que se modificó el Código Civil permitiendo a los alcaldes y concejales casar, en 1995, apenas 52 parejas firmaron este contrato matrimonial en la casa consistorial de la capital. Año tras año, la cifra ha ido en aumento, quizás porque el Ayuntamiento posibilita ceremonias menos encorsetadas que los juzgados y el recinto del viejo Ayuntamiento es más vistoso que un despacho judicial. El caso es que esta cifra se ha multiplicado por cuatro y en el último lustro es habitual cerrar el año con más de 200 bodas oficiadas en el consistorio. Hasta la fecha, son ya más de 2.500 las parejas que han sellado su amor ante un alcalde o concejal en la capital. Quizás el mismo recorrido lo vayan a tener los acogimientos civiles, conocidos popularmente como 'bautizos' laicos, una especie de ceremonia que en breve podrá empezar a celebrarse en el Ayuntamiento de Albacete, para dar la bienvenida a los recién nacidos o adoptados.
«Igual que en el tanatorio hay una sala de duelos sin símbolos religiosos para poder despedir a nuestros difuntos, tendremos un lugar también laico donde poder recibir a los recién nacidos y darles la bienvenida a la comunidad política», argumentó Rosario Gualda, la portavoz de IU, grupo del que ha nacido la idea de celebrar este tipo de rito en el Ayuntamiento de Albacete, como ya se hace en otros municipios de España.
El reglamento que los regula fue enviado ayer mismo a publicar en el Boletín Oficial de la Provincia, durante 30 días cualquier interesado podrá presentar alegaciones, si lo desea. Si no hubiese objeción alguna, de inmediato entraría en vigor, tras su publicación definitiva. Si alguien presentase alegaciones, habría que resolverlas y llevar el asunto de nuevo al pleno, por lo que su entrada en vigor se demoraría algo más.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...