Al Rector Magnífico: ¿De rodillas o a pie firme?

Jesucristo expulsó a los mercaderes de un templo y usted debería vaciar de templos, crucifijos y sotanas el templo del saber.

No fue en la Edad Media, sino en 1993; no sucedió en Irán, sino en España. El Gobierno nacional era del PSOE y el de Madrid, del PP, como de costumbre. El rector era Gustavo Villapalos (de no tan feliz recordación) y fue el que firmó un acuerdo con el Arzobispado para que hubiera capillas católicas en la universidad de Madrid.

Es un disparate mayúsculo, puesto que la universidad debe ser un “espacio libre de dioses”, igual que hay espacios “libres de humo”. Aplaudo, por tanto, su denuncia de ese acuerdo. Jesucristo expulsó a los mercaderes de un templo y usted debería vaciar de templos, crucifijos y sotanas el templo del saber. Si preciso fuera, a latigazos, como hizo el no tan pacífico Jesucristo.

En un país laico tiene sentido que haya acuerdos de asistencia religiosa (no sólo católica) para personas encarceladas, hospitalizadas, encerradas en cuarteles o que por otros motivos no puedan practicar su religión. Pero no en una universidad y menos si es pública. En un país como España hay capillas en los aeropuertos, pero no una sala de fumadores, por increíble que parezca. ¿Y encima quieren meterlas en las universidades?  

Me alegré mucho cuando se anunció el cierre de la capilla de la Facultad de Geografía e Historia y también le aplaudí.

Sin embargo, ahora leo que el rectorado resulta que no tiene “voluntad” de cerrar esa capilla, sino que pretende trasladarla a otra ubicación. Señor rector, ¡ponga un poco de buena voluntad! ¿Qué pinta un oratorio en una universidad? ¿No le parece que celebrar misas es una profanación de la universidad?

A los católicos no les gustan las aulas a las que les ofrecen trasladar la capilla, aunque sus motivos de queja son a mi parecer bastante pintorescos:  “incluso algunas no cuentan con ventanas” (según denuncia el siempre chistoso ABC)

¿Y para qué serán tan indispensables las ventanas en una capilla? ¿Para poner unos tiestos con geranios? ¿Para instalar un tendedero y colgar por fin los hábitos? ¿Y no exigirán también un balcón para colocar la bombona de butano?

En fin, lo que quiero decirle es que no se achique. No se trata de meter, encima, oratorios de otras religiones o multiconfesionales. Se trata de declarar la universidad “espacio libre dioses”. El que quiera rezar, que se vaya a un iglesia (o a una mezquita o donde tenga por costumbre). La situación de la universidad, usted mismo lo ha dicho, ya es bastante catastrófica, no hay que permitir que además le añadamos oratorios.

Mi pregunta es: ¿se va a echar atrás ahora y negociar otro acuerdo o va por fin a convertir la universidad en un centro de enseñanza laico? ¿Se va a arrodillar ante los curas y esos chupacirios y meapilas que le amenazan y le insultan o se mantendrá de pie?

Carrillo rector Complutense 2014

José Carrillo, rector de la Complutense que mantiene ocho capillas en su universidad por no denunciar el acuerdo de Villapalos con el Arzobispado de Madrid.

Archivos de imagen relacionados

  • Carrillo rector Complutense 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...